Cambio en recorrido de buses genera divergencia

0
1743

La segunda fase de modificación de las rutas de buses, que inició ayer, deja algunos criterios divididos: por una parte, los usuarios que están de acuerdo y, por otra, están los que reclaman los cambios en el recorrido.

La optimización del transporte público por la pandemia del covid-19 involucró la aparición de nuevas rutas, la eliminación y la fusión de otras.

Desde ayer se procedió con nuevos cambios y alargues de las rutas de la líneas 22, 8, 10, 14, 15, 24, 26, 10, y 5. Además, se eliminaron las líneas 6, 12, 19, 25 y 50.

A través de varias reuniones entre la Dirección de Movilidad, DGM, y la Cámara de Transporte, CTC, se ha llegado a acuerdos para poder reducir los costos operativos del sistema de transporte urbano, con lo que se pretende observar y analizar el comportamiento y demanda de usuarios de todas estas líneas y los cambios generados.

Aunque para algunos usuarios esto significó un sacrificio de tiempo y distancia para entender donde se ubicaban las nuevas paradas, para otros la modificación ha sido una ventaja.

José Villanzaca, de la parroquia Sinincay, sostuvo que, para su recorrido diario a su trabajo, la semana anterior tuvo que caminar dos cuadras más lejos de su casa para tomar la ruta de bus de siempre. “Estaba confundido, de mi casa solo caminaba una cuadra hasta la parada de bus, pero ahora debo ir más allá para tomar la línea”, añadió mientras se subía al bus.

En tanto, para Liliana Quiñónez, quien vive por el sector de Narancay, la implementación de la línea 4 es una gran ventaja: “Ya no tengo que tomar dos buses para llegar hasta mi destino diario, ahora recorro en un solo bus”.

Socialización
Manolo Solís, presidente de la CTC, explicó que durante la primera semana de aplicación de las modificaciones de rutas hubo muchos reclamos, pero “por la DGM se ha reunido con varios sectores para analizar la situación”.

Argumentó que como gremio también ha mantenido contacto con algunos representantes de la parroquia Baños, a quienes se les socializó el recorrido de la nueva línea 4. “Los representantes solicitaron que se pueda incorporar el servicio desde la parte alta de Narancay Alto, por lo que estamos coordinando con la DGM para determinar la demanda de usuarios”, añadió Solís.

Guillerme Chalhoub, director de la DGM, indica que los cambios se dan debido a que las actuales rutas no se acoplaban a la “presente realidad”; según él, tienen un solapamiento de recorridos en un 51 por ciento, que se refleja en un servicio ineficiente “y la finalidad es brindar un servicio óptimo a la ciudadanía, en las condiciones de la pandemia”. (I)

Preocupa la falta de integración del sistema urbano con el tranvía

El gremio de transportistas se mantiene en preocupación por la falta de integración del tranvía con el servicio urbano.

Manolo Solís, presidente de la CTC, explicó que la propuesta presentada al Municipio de Cuenca, sobre la aplicación del sistema de recaudo, puede ser implementada dentro de unas cuatro semanas, aunque aún se evalúa.
“Se trata de una propuesta de una asistencia temporal hasta que el tranvía pueda operar su propio sistema”, afirmó.

El concejal Diego Morales, presidente de la Comisión de Movilidad, sostuvo que a través de las mesas técnicas se analizan las propuestas y las contrapropuestas.

En tanto, indicó que se revisan los indicadores de semaforización epidemiológica debido a que la movilidad se ha incrementado: “Presentamos la propuesta de reducir el horario de circulación del tranvía hasta las 19:00, con el fin de evitar que existan más contagios de covid-19, por la relajación de las restricciones”. El tema se encuentra en análisis del Comité de Operaciones Emergentes, COE cantonal.

Fuente: El Tiempo