Funcionarios y pobladores de Esmeraldas piden que se respete la vida de Erci Valencia, secuestrada el lunes 17 en San Lorenzo

0
765

«Solo conocemos la información policial de las investigaciones del secuestro de Erci Valencia, hermana del futbolista Enner Valencia», manifestó Ivonne Mina, presidenta del GAD parroquial de Calderón, del cantón San Lorenzo (provincia de Esmeraldas), en la frontera norte con Colombia.

El plagio de Erci se registró la noche del lunes 17, cuando ocho hombres armados entraron a la hostería Tunda Loma, de propiedad del futbolista, en busca del padre de Valencia y al no encontrarlo se llevaron a la mujer, según el relato de testigos.

Mina está sorprendida, al igual que los habitantes de esta parroquia, por este tipo de delito. Dice que por primera vez ocurre una escena así en esta parroquia.

Esto mientras las autoridades continúan con la búsqueda de Erci por cielo, tierra y mar; y los familiares y amigos de la joven piden por garantías para que ella regrese con vida y sana a su hogar.

Ya han pasado cuatro días desde aquel suceso y ahora los habitantes esperan respuestas favorables. Al momento de su secuestro, Erci Valencia se encontraba con su familia, cumpliendo el aislamiento social por prevención del COVID-19.

Ella trabajó como técnica de atención primaria de salud (TAPS) del Ministerio de Salud Pública (MSP) en la parroquia Ricaurte. Y por la pandemia se fue a Calderón, a casa de sus padres, para cuidarlos.

Cuando ocurrió el suceso, los hombres armados preguntaban por Remberto Valencia, el padre de Enner, quien habría sido el objetivo principal del secuestro, se dijo.

Y en una marcha del Consorcio de Gobiernos Parroquiales (Conagopare) de Esmeraldas, que se realizó la mañana de este jueves 20, en la capital esmeraldeña, para reclamar el presupuesto gubernamental, las autoridades parroquiales de Ricaurte y Calderón demandaron también más seguridad en la frontera norte.

Mina agregó que se espera la construcción de la UPC y más servidores policiales para Calderón.

Flavio Cabezas, jefe político de San Lorenzo; el obispo de Esmeraldas y presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Eugenio Arellano, y el asambleísta por esta provincia, Lenin Plaza, condenaron el incidente y reclaman la intervención del Gobierno para que este nuevo delito no quede en la impunidad.

Ellos exigen que se respete la vida de Erci Valencia y que regrese pronto a su hogar.

El comandante de la Zona 1 de la Policía, Alain Luna, refirió que prosiguen las investigaciones por parte de la Unase.

Mientras, el alcalde de San Lorenzo, Gleen Arroyo, no se ha pronunciado sobre el tema, por pedido de otras autoridades, según el Departamento de Comunicación del Municipio. 

Fuente: El Universo