Carapaz llega a la meta junto a su compañero Kwiatkowski; el polaco fue declarado ganador de la etapa 18

0
959

Richard Carapaz es un león hambriento de gloria. Apenas el Team Ineos le liberó de sus tareas de gregario del campeón lesionado Egan Bernal, el carchense mostró sus credenciales de competidor élite en el Tour de Francia: el martes fue segundo en la etapa 16; el miércoles lideró la etapa reina de la montaña y solo cedió en los últimos tres kilómetros y quedó en el puesto 11.

Pero, en la jornada del 17 de septiembre del 2020, Carapaz no estaba dispuesto a perder o a resignarse. La tercera fue la vencida. Su hambre de gloria se sació en la meta de La Roche sur-Forón. En su primer Tour se coronó como el campeón de la montaña por acumular puntos en los distintos puertos de la competencia y junto a su compañero el polaco Michal Kwiatkowski entraron juntos a la meta.

Al final, la organización le dio la victoria al polaco que llegó a la meta abrazado con su compañero ecuatoriano. Carapaz y su gregario se alzaron con una victoria que buscaron desde los primeros kilómetros. Esta vez no estuvo solo en su objetivo de ganar la etapa y que el prestigioso Ineos no se vaya tan vacío de una competencia que ha dominado en los últimos años: el polaco Kwiatkowski, su compañero, se pegó a su rueda durante toda la competencia y viajaron juntos poniendo el pecho a la brisa y anulando con su cadencia y su constancia a sus opositores, sobre todo a Pello Bilbao y Marc Hirschi, quienes fueron perdiendo posiciones con el paso de los kilómetros.

A diferencia del miércoles, Carapaz viajó acompañado y confiado en sus posibilidades. “Lo probamos de nuevo? El que la sigue, la consigue”, tuiteó antes de la competencia el titán ecuatoriano. Y así fue: su constancia y su hambre lo tienen encaramado en la élite. ‘Richie es el rey de la montaña y ya ganó su primera etapa. Su brillo llegó cuando dejó de trabajar para Bernal. El equipo confió en su liderazgo y ahí estuvieron los resultados. Rey de la Montaña La ambición y sed de gloria de Richard Carapaz comienza a rendir frutos. El ciclista ecuatoriano de Ineos es el nuevo líder de la clasificación de montaña del Tour de Francia con 74 puntos, por encima del esloveno Tadej Pogacar del UAE Team Emirates, que tiene 72 puntos y Primoz Roglic, que tiene 67.

Carapaz y su compañero Michal Kwiatkowski comandan la etapa 18 que se realiza entre Méribel y La Roche sur-Foron. Por tercer día consecutivo, el pedalista ecuatoriano se mantiene en fuga, en los primeros lugares . Esa estrategia ambiciosa le ha permitido sumar puntos que le han hecho ascender en la clasificación de la montaña, por lo que en la meta recibirá la camiseta blanca con puntos rojos que lo acredita como el mejor en la mencionada categoría. El carhense todavía deberá defender esa camiseta en las siguientes etapas, sobre todo en la contrarreloj individual del próximo 19 de septiembre del 2020. Ese día, será clave para la definición de la carrera y todas sus clasificaciones.

Fuente: Diario EL COMERCIO