Con un reconocimiento a la labor artesanal, Cuenca celebra 21 años como Patrimonio Cultural de la Humanidad

0
955

La mañana del 1 de diciembre del 2020, los artesanos cuencanos Matilde Sacaquirin y Virgilio Quinde recibieron la presea Cuenca Patrimonio Cultural de la Humanidad en reconocimiento a su arte y trayectoria.

En una sesión solemne que se desarrolló en la Catedral Vieja, las autoridades locales entregaron las preseas a los artesanos como parte de las actividades por la celebración de los 21 años de Cuenca como Patrimonio Cultural de Humanidad.

Los actos de conmemoración iniciaron con la colocación de ofrendas florales por parte de las autoridades en el Parque Calderón.

Las autoridades de Cuenca colocaron ofrendas florales en el Parque Calderón. Jorge Isaac Peña/El Mercurio

El vento de la Catedral Vieja se concentró en los artesanos reconocidos. Quinde agradeció por el reconocimiento y compartió el amor que tiene por Dios, la patria, la justicia y el arte.

En este sentido y por “su amor a la patria” anunció que ha decidido donar “para siempre” sus obras de arte a dos museos de la ciudad: Museo Pumpaungo y Museo Remigio Crespo Toral.

“En el mundo existimos siete hermanos artistas: el dibujo, pintura, escultura, literatura, música y la danza, y estos siete hermanos deben tener tres reglas principales: la composición, proporción y expresión. Por eso mis obras tienen estas reglas principales”, agregó.

Por su parte, la artesana Matilde Sacaquirin contó que no esperaba un reconocimiento a su labor y dijo que siente gran honor de haber sido reconocida en su arte como tejedora.

“La cestería ha sido el sustento de varias familias y con el tiempo este oficio se ha visto disminuido. Con esta presea espero se destaque el arduo trabajo que realiza el sestero”, indicó la artesana.

También compartió el deseo de que las generaciones futuras retomen este arte y sus raíces.

Mientras que el alcalde Palacios informó que la Municipalidad trabaja en la implementación del Código del Patrimonio y  se busca que la labor que se desarrolle sea un modelo para la gestión y un referente del manejo técnico de los diversos fondos patrimoniales.

Fuente: El Mercurio