La campaña solidaria “Todos somos uno” de Luca Pallanca alcanzó un masivo apoyo y agasajó a los niños de las parroquias rurales de Cuenca

0
1706

Esta campaña solidaria fue realizada a través de la alianza del proyecto “Todos somos uno” y radio La Voz del Tomebamba. Debido a la pandemia por COVID-19, en este año se realizó una caravana por 55 barrios rurales de Cuenca para entregar juguetes, caramelos y ropa a los niños.

El italiano Luca Pallanca, propietario de la pizzería Focaccia ubicada en el Centro Histórico de Cuenca lidera la campaña “Todos somos uno”, quien desde hace siete años donaba alimentos a 30 personas por día, de su propio esfuerzo. Sin embargo a partir de la pandemia, creció la demanda hasta llegar a las 300 personas que -de lunes a viernes- hacen fila en la esquina de las calles Presidente Córdova y Presidente Borrero para recibir alimentos.

“Llegamos al punto de que estamos entregando diariamente raciones de alimentos en el centro entre 200 a 300 personas y más con la importante ayuda de los cuencanos hemos llegado a cinco barrios de parroquias rurales de Cuenca”, dijo el italiano.

Según Luca Pallanca, la afluencia diaria de personas necesitadas despertó la sensibilidad en la gente. “Todos somos uno” es un proyecto que funciona gracias a donaciones de cuencanos. “Yo solo canalizo esa ayuda para los más necesitados”, aclaró.

El domingo 20 de diciembre de 2020 desde tempranas horas de la mañana todos los integrantes voluntarios del proyecto “Todos somos uno” partieron de la esquina de Presidente Borrero y Presidente Córdova, donde se sitúa la Pizza Focaccia y el Parque de La «UNE» y se dirigieron a Cumbe, Paccha, San Miguel de Baguanchi, San Vicente de Sidcay y terminaron alrededor de las 18h00. Además se han entregado y se entregarán donaciones para Quingeo, Llacao, Sayausí, Octavio Cordero Palacios, Turi que en total conforman 60 barrios de las parroquias rurales.

Durante las tres semanas iniciales de diciembre se lograron recibir alrededor de los dos mil juguetes, fundas de caramelos, jugos de Nutri Leche, los panes de La Moderna Alimentos y el servicio en animaciones infantiles de Merchan Maldonado, indicó Luca Pallanca.

El cuencano Byron Fárez quien también lidera el proyecto “Todos somos uno” explicó que el Club Rotario Santa Ana de los Ríos de Cuenca fue la institución encargada de desinfectar los juguetes donados para mantener todas las medidas máximas de bioseguridad y respetar las normas sanitarias considerando la actual situación con pandemia del Covid-19.

Además Fárez mencionó que muchos miembros de este Club Rotario han contribuido con su apoyo logístico.  Igualmente la Unidad Educativa Misioneros Oblatos y miembros de la Unión Nacional de Educadores (UNE) ayudaron en la caravana con vehículos para llevar las donaciones para los niños de las zonas rurales.

La EMOV (Empresa de Movilidad, Tránsito y Transporte) apoyó con cuatro camionetas y dos motocicletas ayudando a coordinar la logística del tránsito vehicular. La hinchada del Deportivo Cuenca, la Crónica Roja, apoyaron con varias donaciones y logística vehicular durante la caravana junto a varios motociclistas de Cuenca liderados por el Club Hell Riders Cuenca, señaló Fárez.

“Existe una enorme cantidad de cuencanos que han contribuido y han apoyado este proyecto. Asimismo se han sumado a la causa solidaria varias empresas privadas como la Mega Tienda del Sur que nos apoya en todos los proyectos que hacemos, Nutri Leche con diez mil jugos para repartir a todos los niños junto a la donaciones de juguetes, Moderna Alimentos quienes donaron dos mil panes navideños ya sea durante esta campaña navideña o durante la ayuda cotidiana”, dijo el italiano radicado en Cuenca.

Además, Pallanca, creador de esta campaña, destacó el apoyo que viene desarrollando la UNE y del dirigente Ruben Lema, quienes apoyaron con la movilidad vehicular para llevar las donaciones y pusieron a disposición su espacio gratuitamente para convertirse en un centro de acopio de las donaciones de este agasajo navideño en este proyecto solidario, donde reposaron más de 10.000 juguetes.

“Sin el apoyo de la ciudadanía sería muy difícil ayudar. Hemos superado las ayudas que ya no solo se quedan en lo que entregamos alimentos en las mañanas afuera de la pizzería. Semanalmente enviamos comida a los barrios rurales que más lo necesitan”, explicó.

Según el Pallanca “Todos somos uno” constituye miles de personas que diariamente apoyan, más una quincena de voluntarios activos que contribuyen para fortalecer este proyecto solidario con la entrega de alimentos. “Claramente para este agasajo navideño todos los voluntarios se unieron para comandar esta caravana de regalos para los niños”, expresó.

Además de los juguetes y los alimentos, el italiano radicado en Cuenca gestionó para que 16 médicos apoyen con atención médica gratuita a las personas que no cuentan con dinero. Los lunes, miércoles y viernes, los profesionales de la salud se reúnen en el auditorio de la UNE, ubicado en las calles Presidente Córdova y Borrero, para revisar a los pacientes. Por el momento, entre 15 y 30 personas son atendidas diariamente. Los interesados en asistir a las consultas gratuitas solo tienen que acercarse a la UNE y formar parte de las filas de atención que se forman en las afueras del edificio.

Otro de los objetivos del proyecto solidario es conseguir donaciones de medicamentos. Hasta ahora ya se han conseguido algunas medicinas, pero con el aumento de pacientes, se requieren más de ellas para la atención.

“Aspiramos si es que siguen colaborando así los cuencanos de llegar a más barrios”, dijo Byron Fárez, quien calificó como una auténtica felicidad navideña el apoyo de los cuencanos.

“Sinergia, empatía, unión y colaboración son las características que resaltan de los cuencanos. Y sobre todo mucha credibilidad por parte de nuestra campaña. Tenemos la credibilidad de un medio serio como La Voz del Tomebamba, también nosotros con el proyecto “Todos somos uno” que hemos ganado una fuerte credibilidad por parte de la ciudad que se reflejan en el aumento de donaciones”, detalló Pallanca.

Reporte: Tomás Villota Ramirez.