Presidente remitió a la Asamblea el proyecto para la nueva Ley de Comunicación

0
721

El presidente Guillermo Lasso remitió el martes 25 de mayo del 2021 a la Asamblea Nacional la propuesta de reforma de la Ley de Comunicación, con la que busca, según lo manifestó en uno de sus primeros eventos oficiales, garantizar la libertad de expresión en el país y el respeto al trabajo periodístico.

El pasado lunes, Lasso derogó el decreto mediante el cual se creó el Reglamento a la Ley de Comunicación y ayer remitió al Legislativo la propuesta de ley, la cual manifestó que espera que se tramite de forma urgente.

El texto remitido por el mandatario se centra en el objetivo de defender, promover y garantizar las libertades de expresión, comunicación y prensa; las cuales deberán ser garantizadas por todas las funciones del Estado y no serán de exclusivo beneficio de los periodistas, sino de la ciudadanía en general.

En cuanto a garantizar la libertad en el trabajo periodístico, Lasso propone prohibir la censura previa y la obstaculización del libre flujo informativo; tampoco se podrá sancionar a un medio de comunicación por formular críticas o denuncias contra el poder público.

Sin embargo, se deja claro que existe la responsabilidad ulterior, que se refiere a la obligación de asumir las responsabilidades legales de lo publicado, que tanto medios, como periodistas deberán asumir.

Francisco Rocha, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep), señaló que la decisión de Lasso obedece a un ofrecimiento que se les hizo durante la campaña presidencial, pues a pesar de que la Ley de Comunicación había sido reformada durante el Gobierno de Lenín Moreno, se mantenía el régimen sancionador y perseguidor.

“Cuando fue candidato conversamos sobre su propuesta de derogar la Ley, le propusimos una hoja de ruta de lo que se debía hacer y ahora vemos resultados positivos. La nueva ley promoverá la libertad de expresión, no será controladora, ni sancionadora; tampoco se meterá con temas como la repartición de frecuencias y mucho menos asuntos culturales que no le competen”, afirmó Rocha.

Fuente: El Mercurio