Por el día del pasillo ecuatoriano se presenta la obra «Idilio Bobo o Un Bolero de Soledad” en la Sala Alfonso Carrasco

0
1468
Francisco Aguirre en escena durante la obra teatral "Idilio Bobo o Un Bolero de Soledad”

Este 1 de octubre a las 19h30 en conmemoración el día del pasillo ecuatoriano la Compañía de Teatro de la Universidad del Azuay (UDA) junto a la agrupación musical Eternamente Dúo de Fray Martinez y Audy Pazmiño presentan la obra teatral «Idilio Bobo o Un Bolero de Soledad” en la Sala Alfonso Carrasco de la Casa de la Cultura Núcleo del Azuay.

La Compañía de Teatro de la UDA desde su creación en el año 2014 ha tenido un marcado interés por crear espectáculos con identidad ecuatoriana. En la dirección general y adaptación teatral está Jaime Garrido. Y la dirección musical está a cargo de Carlos Loja, Jaime Garrido y Ana Crespo junto a la actriz Samantha Villota y el reconocido actor Francisco Aguirre, quien tiene una amplia trayectoria sobre las tablas.

Elenco de la Compañia de Teatro de la UDA.

En esta ocasión presentan el texto “Idilio Bobo” del autor lojano Ángel Felicísimo Rojas (1909 -2003) con música en vivo utilizando de la misma manera sonidos locales como el pasillo, el yaraví, y otros ritmos de antaño. A lo largo de la obra se escuchan canciones ecuatorianas y latinoamericanas de los años 40′, 50’s y 60’s.

La obra teatral «Idilio Bobo o Un Bolero de Soledad” fue musicalizada por la Compañia de Teatro de la UDA.

La obra nos traslada a la época en donde las cartas eran la principal y más relevante forma de comunicación entre las personas. Andrés Peña es el principal protagonista del relato, quien consigue el amor de Jackeline Arthur, una pudiente estudiante norteamericana, que aprendía español en Richmond, Virginia, y que gracias al intercambio de cartas con estudiantes interesados en aprender inglés, logran contactarse. La historia podría tener un final feliz, pero Andrés no está tan de acuerdo con ello, hay algo que impide que este romance a distancia se pueda concretar, su condición de ser Andrés Peña, una realidad que lo atormentará para siempre.

Jaime Garrido, Director de la Compañía de Teatro de la Universidad del Azuay, se refirió a la musicalidad y sonoridad del espectáculo: “Nosotros tenemos una línea de trabajo que se denomina el teatro andino, el cual se enfoca en la concepción de lo escénico vinculado estrechamente con la música”, indicó.

Asimismo, Garrido manifestó que el aporte musical fue muy relevante porque a través de las canciones se construyeron escenas que permitieron dar emotividad a partes trascendentes de la obra. Por lo tanto, expresó que la música es parte sustancial del espectáculo, pues ahora es impensable concebir el teatro sin el aspecto musical.

“La música en la obra no es un acompañamiento, sino es una suerte de coro griego que interactúa con la obra, la cual discute y dialoga con el personaje. Por ejemplo: en la obra original el personaje femenino solo aparece a partir de lo que se escribe en unas cartas pero no se relata el pensamiento del personaje a lo largo de la historia. Entonces nosotros en la compañía de teatro hemos decidido que la música y las canciones le den forma al personaje de Jackeline Arthur para que tenga más presencia y responda a la versión que escribió Ángel Felicísimo Rojas”, aclaró.

Francisco Aguirre actua durante la obra teatral «Idilio Bobo o Un Bolero de Soledad” en la Sala Alfonso Carrasco

Garrido quien realizó la adaptación teatral mencionó que principalmente se buscó que la historia deje de ser sobre una sola mirada. “Hay otras miradas dentro de esta adaptación teatral, pues está la historia de Andrés Peña quien cuenta la historia. Pero también está la presencia de un personaje que está y no está a la vez, pues Andrés Peña habla con alguien que está sentado al frente suyo. Obviamente Jackeline Arthur aparece leyendo las cartas y cantando de una manera simbólica a este personaje, mientras esto está ambientado en un bar muy bohemio en donde no te queda claro si quienes cantan son una suerte de músicos de la taberna o son esos espíritus que están rodeando al protagonista que está enclaustrado en un recuerdo de su adolescencia”, agregó el Director de la compañía de teatro al resaltar que el arte es un motivador de preguntas.

Anteriormente la Compañía de Teatro de la Universidad del Azuay realizó seis funciones con dicha obra en las instalaciones de la UDA, en el Museo Remigio Crespo, en el auditorio de la Alianza Francesa de Cuenca y su próxima función será el 28 de octubre de 2021 en el local VeVos GastroArte, el cual está ubicado junto al Puente Roto.