Alec Baldwin, tras el trágico accidente: “Mi corazón está roto, estoy en shock”

El actor mata accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins, de 42 años, y hiere al director Joel Souza, de 48, con un arma de salvas durante el rodaje de un ‘western’ independiente.

0
1644
La directora de fotografía Halyna Hutchins, de 42 años, murió el jueves en Nuevo México en el rodaje de un wéstern tras recibir un disparo de Alec Baldwin con un arma de atrezo, que debía estar cargada supuestamente con cartuchos de fogueo. También resultó herido el director de la película, Joel Souza, de 48, quien fue trasladado a un hospital de Santa Fe y ya ha recibido el alta. El filme en el que todos ellos estaban trabajando es Rust, una producción independiente protagonizada y producida por Baldwin, cuyo rodaje ha quedado suspendido tras el incidente. La policía acudió al lugar de los hechos tras recibir una llamada y ha abierto una investigación por homicidio imprudente.
 
No se han presentado cargos contra Baldwin, pero la oficina del sheriff de Santa Fe ha confirmado que fue el actor de 63 años quien realizó los disparos, algo que también ha corroborado un portavoz del intérprete. “Según los investigadores, parece que en la escena que filmaban se usaba un arma de utilería y fue disparada”, explicó a la prensa local Juan Ríos, de la oficina de la policía en Nuevo México. No ha trascendido aún el tipo de proyectil que causó las lesiones.
 
Tras un tiempo de silencio, el actor ha utilizado su cuenta en Twitter para emitir un breve comunicado. “No hay palabras para transmitir mi conmoción y tristeza por el trágico accidente que se cobró la vida de Halyna Hutchins, esposa, madre y colega nuestra profundamente admirada. Estoy cooperando plenamente con la investigación policial para abordar cómo ocurrió esta tragedia”, ha escrito en su perfil. En un segundo tuit, asegura que está en contacto con el marido de Hutchins, ofreciéndole su “apoyo a él y a su familia”. “Mi corazón está roto por su marido, su hijo y todos los que conocieron y amaron a Halyna”, añade.
 
Hutchins, nacida en Ucrania y criada en una base militar de la URSS, trabajó como periodista de investigación antes de trasladarse a EE UU y graduarse en 2015 en el American Film Institute. Madre de un hijo, en su perfil de Instagram se describía como una “inquieta soñadora” y “adicta a la adrenalina” y allí ubicó un último vídeo esta semana subida a un caballo. Tras los disparos, la cineasta fue trasladada aún con vida en helicóptero a un hospital, pero murió antes de aterrizar en el centro sanitario de Albuquerque. La prensa local afirma que Baldwin fue visto llorando en el exterior de las oficinas de las autoridades, adonde acudió voluntariamente a declarar sobre el suceso.
 
“Recibimos las devastadoras noticias esta tarde”, declararon desde el sindicato de cinematógrafos sobre el fallecimiento de Hutchins. La fotógrafa se graduó en el American Film Institute hace seis años y fue considerada en 2019 una de las cineastas a seguir en su especialidad, según la revista American Cinematographer.
 
Fuente: El País