CONAIE declara un ‘puentecito’ para continuar con las protestas en contra del Gobierno después del feriado

0
1110

El movimiento indígena hará un “puentecito”, por el feriado de noviembre, tras las medidas de hecho que se han mantenido en las últimas 72 horas en rechazo al reciente incremento de los precios de la gasolina extra y del diésel y en contra de otras medidas adoptadas por el Gobierno Nacional de Guillermo Lasso.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) anunció este 28 de octubre que dispuso una suspensión temporal de las manifestaciones que venían realizándose desde el pasado martes 26 de octubre en puntos estratégicos de la Sierra y Amazonía, que se caracterizaron por el bloqueo de carreteras.

Desde Alausí, varios dirigentes de la Conaie, entre ellos su presidente, Leonidas Iza, resolvieron regresar a las comunidades en señal de “respeto” a la conmemoración del Día de los Difuntos, aunque ello no implica suspender las acciones.

“No vamos a suspender (las manifestaciones). Solo vamos a pasar los finados, porque somos respetuosos de la espiritualidad. Vamos a hacer un puentecito, muchos familiares vienen a compartir… Por lo que hacemos este puente y regresamos a las comunidades. Tomen fuerzas para seguir defendiendo la lucha”, expresó Iza a sus afines, a quienes recalcó que la movilización es permanente.

 

Y agregó que en las comunidades se establecerán asambleas para seguir analizando la situación, así como la nueva invitación gubernamental para avanzar en un diálogo el próximo 10 de noviembre. Indicó que en una asamblea a nivel nacional dirán “sobre el 10 (de noviembre) en qué condiciones acepta o no acepta el tema del diálogo y con presencia de todos los pueblos y nacionalidades de Ecuador”.

Al llamado al diálogo que plantea el jefe de Estado a los dirigentes de la Conaie para ese miércoles, una vez que haya regresado de su periplo a Europa por actividades oficiales, Iza anticipó que se plantearán ciertas condiciones, como que sea público y que se los escuche.

Reiteró cuáles son las exigencias que se mantienen en estas jornadas de resistencia: la principal, que se bajen los precios de los combustibles. Su propuesta es que el galón de gasolina extra se fije en un precio de $ 2,10 y el del diésel en $ 1,50.

Que haya respuesta a su pedido sobre la moratoria a los pagos de los préstamos en las instituciones financieras; sobre el tema minero, que se respete el pedido de los pobladores de no realizar actividades de explotación de minería, porque no se puede mandar a “policías y militares para acabar con la población y la naturaleza”.

Y entre otras demandas, se refirió al nuevo Decreto Ejecutivo 238, sobre la expedición de políticas para el sector eléctrico, para lo que preguntó a los asistentes si están dispuestos a que se privaticen las empresas públicas.

El dirigente indígena cuestionó que Lasso inicie hoy un viaje al exterior hasta el 7 de noviembre, cuando varios grupos sociales están a la espera de respuestas a sus demandas y arengó a sus simpatizantes: “¡Viva el levantamiento, viva la lucha!”.

El presidente de Conaie aseguró que existe indignación entre los ecuatorianos y que el mandatario, “en lugar de responder sobre lo que está pidiendo el pueblo (dice) mejor me voy saliendo, me voy para otro país. ¿Ustedes creen que es justo esto, compañeros?”, preguntó.