Tensiones políticas en la Asamblea Nacional continúan y bloques legislativos anuncian nuevas acciones

0
363

Luego de la accidentada sesión del pasado jueves, la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, convocó para este sábado 26 de febrero a una reunión virtual del pleno para reinstalar una sesión y conocer una resolución respecto al trámite de proyectos que plantean la derogatoria de la reforma tributaria.

Las tensiones en el interior de la Legislatura aún continúan. Los sectores políticos como Unión por la Esperanza (UNES), el Partido Social Cristiano y el ala radical de Pachakutik ahora sostienen que luego de lo sucedido el jueves pasado, se convierte en necesaria y urgente la evaluación de la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, porque son claras violaciones de orden legal y ético.

Lo sucedido en la Asamblea sin lugar a dudas será parte de la evaluación, afirmó el dirigente nacional del PSC, Alfredo Serrano, quien indicó que ya no serán solo los temas de que tenía guardados los dos proyectos de derogatoria de la reforma tributaria y la calificación de los juicios políticos al Consejo de Participación Ciudadana, sino los atropellos en la sesión plenaria 766.

La evaluación, en caso de darse paso, y que duraría más de tres semanas tienen tres caminos, destacó Serrano: reconocer su trabajo desarrollado, aplicar medidas correctivas y posible suspensión temporal y recomendar al pleno de que en vista de incumplimientos sea destituida del cargo de presidenta.

Estos tres grupos políticos consideran que en la sesión del 24 de febrero, Llori no observó Ley Orgánica de la Función Legislativa respecto a la apelación de la presidencia y suspender la sesión, además cuestionan la convocatoria a la reinstalación de la sesión para este sábado a las 22:00, cuando el propio CAL dispuso que todas las sesiones del pleno deberán ser presenciales.

En tanto que la Izquierda Democrática hizo un llamado público a todos los jefes de bloque del Parlamento para establecer una mesa de diálogo transparente y democrático, que permita conservar la institucionalidad de la Función Legislativa, y garantizar la gobernabilidad en el país.

El jefe de bancada, Marlon Cadena, señaló que el Ecuador ahora necesita luchar contra el crimen, la impunidad y la corrupción. Que es el momento de dejar de considerar intereses personales o partidistas que pretenden dejar de lado las necesidades de la ciudadanía.

Patricia Sánchez, asambleísta del grupo de los rebeldes de Pachakutik, comentó que en la sesión del jueves quedó demostrada la incapacidad que tiene la presidenta Guadalupe Llori, en el manejo y gestión a ella encomendada, lo cual contribuye a la serie de incumplimientos cometidos respecto a cambios del orden del día, solicitudes de puntos de orden o de información que permanentemente son planteados, así como no da viabilidad el trámite de proyectos de ley.

Precisó que lamentablemente la presidenta del Parlamento perdió el rumbo de la gestión y cree que la Asamblea es una extensión del poder Ejecutivo y lo que ella hace es responder a la agenda del proyecto de Guillermo Lasso, y cualquier punto de reacción que se presenta a esa agenda lo señala como golpismo.

Sánchez aseguró que aquella mayoría que llevó a Guadalupe Llori, a la Presidencia de la Asamblea Nacional ya no existe, y se reconfiguró en otra mayoría para convertir al Parlamento en el contrapeso del Ejecutivo. Que la convocatoria a reunión del pleno para el sábado constituye un nuevo acto de desesperación, porque hacerlo un día sábado de feriado a las 22:00, de manera virtual y que no observa las mismas disposiciones del CAL, que ordenó que todas las sesiones del pleno serán presenciales.

Desde el oficialismo, el legislador Juan Fernando Flores rechazó las actitudes que tuvieron varios legisladores no solo contra las autoridades sino contra varios asambleístas, por ello, dijo que presentarán denuncias ante la Fiscalía, no solo por los insultos, sino por ser violentos con otros.

Los asambleístas que hablan de que no se cumplió con la ley desconocen la misma ley, replicó Flores, porque el artículo 12 de la Ley de la Función Legislativa determina que cuando la presidenta de la Asamblea tras reiterados llamados al pleno para que se mantenga en calma y no lo logra, entonces, puede suspender las sesiones, lo cual al correísmo se le olvidó, dijo.

Las bancadas legislativas, continúo Flores, defenderán la institucionalidad de la Asamblea Nacional y no permitirán que unos pocos conspiren en contra de la estabilidad del Estado, porque este no es un tema contra Guadalupe Llori, sino contra la institucionalidad del Estado ecuatoriano y las intenciones es constituirse en el poder, para no solo cooptar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, sino con ello la nominación de todas las autoridades buscando impunidad.

Si creen que van a violentar la ley y la institucionalidad del Parlamento, están equivocados, porque con la misma ley que pretenden pisotear, con la misma ley demostraremos que no vamos a permitir que se atropelle a la Asamblea Nacional, advirtió el coordinador de la bancada de CREO.

Justificó la convocatoria la sesión virtual del sábado para tratar un tema que ya fueron evacuados en otras sesiones, y que se convocó bajo esa modalidad, porque la mayoría de legisladores retornan las provincias.

El legislador Fernando Villavicencio (CN-PSE) manifestó que fueron acciones sediciosas y bochornosas, lideradas por el correísmo y el PSC, las que se registraron el jueves y que tenían un objetivo: dar un golpe y tomar el control de la Asamblea Nacional, sacar a la presidenta Guadalupe Llori, y luego avanzar en un proceso de reorganización de las comisiones y en particular tomar el control de la Comisión de Fiscalización y luego avanzar al control del Consejo de Participación Ciudadana.

Ayer se gestaba una auténtica conspiración, un golpe y el carnavalazo fracasó, quedaron mojados, pero que eso no significa que las amenazas hayan terminado, advirtió Villavicencio, quien dijo que pedirá a la Fiscalía General del Estado que investigue la acción sediciosa, porque están identificados plenamente legisladores del correísmo, del PSC y el ala rebelde de Pachakutik, y también están identificados empresarios corruptos vinculados a la trama de corrupción de caso Sucre.

Insistió que hay una conspiración de los políticos que representan a los intereses corruptos que no quieren que la Comisión de Fiscalización y la Fiscal del Estado se avance en la cruzada contra la corrupción, y el objetivo es controlar el CPCCS, y sacar a la fiscal general del Estado, tomar el control de las cortes de justicia para revisar los fallos en contra de Rafael Correa, Jorge Glas, Alexis Mera, entre otros.

El legislador nacional comentó que este primer ensayo fracasó el 24 de febrero, pero que eso no significa que la intentona golpista haya cesado, por esa razón, dijo que si persiste la acción golpista y en el momento que Guadalupe Llori, sea retirada de la Presidencia, el presidente de la República, Guillermo Lasso, debería firmar el Decreto disolviendo la Asamblea, lo que se llama muerte cruzada. “Estos legisladores golpistas tienen que irse a la casa y algunos a la cárcel”, puntualizó.

Fuente: El Universo