Marchas afectan a los negocios del Centro Histórico de Quito

0
934

En Quito se vive el segundo día de plantón por parte de taxistas de Pichincha este martes 22 de marzo de 2022. El alcalde, Santiago Guarderas, recibirá a sus representantes el jueves en el Municipio de Quito. Hasta entonces, anuncian que se mantendrán con marchas y plantones.

Las vallas metálicas, colocadas en las calles aledañas a la Plaza Grande del Centro Histórico de Quito, se han convertido en un dolor de cabeza permanente para los dueños de negocios, comerciantes de la zona y turistas.

Así lo denuncia, Marjorie Gallardo, propietaria del restaurante Dulcería Colonial, ubicada en la Plaza de la Independencia. Dice que los días cuando hay protestas, la gente deja de ir a comprar y los turistas se asustan.

Además, su local se ha visto afectado económicamente por las bajas ventas. En un día normal vende alrededor de 15 desayunos. Este martes, por ejemplo, hasta las 09:45 su restaurante estaba vacío.

María Elena Hernández abre su restaurante Arroz con Leche a las 06:00. Comenta que sus clientes son los policías que ahora resguardan el Centro Histórico. “El arriendo pago USD 1 700 y con las movilizaciones los clientes no vienen porque todo está cercado”.

Los comerciantes piden a las autoridades que también vigilen los negocios y que los días que se desarrollen estas actividades sean notificados, ya que solo se enteran por los medios de comunicación y cuando cercan los alrededores del Municipio.

Así lo expresó, Jorge Maluf. Su negocio de telas está ubicado entre la calles Venezuela y Sucre. En este punto se reúnen los gremios de los taxistas para intentar llegar al Municipio.

El turismo también se ha visto afectado. Las personas que quieren visitar las iglesias que están ubicadas en la calle García Moreno, no lo pueden realizar porque sus alrededores están cercados y con resguardo policial.

Deben tomar fotografías desde lo lejos o intentar ingresar por un espacio que hay entre el cerco y la pared.

Fuente: El Comercio