OMS contempla tres escenarios para la pandemia del covid en este 2022

0
489

En su más reciente actualización del Plan Estratégico de Preparación, Disposición y Respuesta contra la pandemia del covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) planteó tres escenarios sobre cómo puede desarrollarse en este 2022.

El primero es que el coronavirus evolucione, pero la enfermedad que produce pierda fuerza debido a la alta inmunidad de la población, sea por la vacuna o por haber pasado la infección.

“Pueden ocurrir picos de casos y muertes a medida que la inmunidad declina, lo que requerirá refuerzos (de vacunas) periódicos para las poblaciones vulnerables”, dijo en una conferencia de prensa el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Un segundo escenario y el más optimista es que haya menos variantes y que no se necesiten nuevos refuerzos ni reformular las actuales vacunas.

El tercer planteamiento de la OMS, más pesimista, es que no descartan nuevas formas del virus SARS-CoV-2 más virulentas y más transmisibles lo que provocaría una rápida caída de la inmunidad.

El director de la OMS señaló que existen todas las herramientas para poner la pandemia bajo control. Insistió en que se puede prevenir la transmisión del virus con mascarillas, distancia social, higiene de manos y buena ventilación.

El epidemiólogo Fabián Oña explica que todos los virus tienen una alta tasa de mutabilidad porque es su naturaleza y el covid-19 no es la excepción. En el caso del SARS-CoV-2 se han detectado cambios en el material genético, específicamente en la espícula que es la que interactúa con el receptor de la célula humana para infectarla.

Y no solo allí, menciona el docente e investigador de la Universidad Internacional del Ecuador, Manuel Baldeón. Nuevos estudios han detectado una recombinación del virus, es decir, si una persona se infecta con Delta y Ómicron, por ejemplo, es muy probable que la información genética de las dos se mezcle y pueda surgir una nueva variante.

Para Baldeón, el riesgo de que sigan apareciendo nuevas variantes o sublinajes es constante. “Así es la evolución de los virus, siempre ha ocurrido y seguirá pasando”, dice.

Para Oña, predecir cualquiera de los tres escenarios planteados por la OMS sería un azar y más bien hay que ser prácticos y utilizar las herramientas que se tiene para enfrentar la pandemia: vacunas y medidas de bioseguridad.

Baldeón coincide en que mantener las medidas de prevención es importante. “Mientras las personas sigan vacunándose, lavándose las manos, usando mascarillas, todo eso contribuye a que el virus tenga menores posibilidades de reproducirse y por lo tanto de seguir cambiando para hacerse más agresivo”, sostiene.

En el caso de las vacunas, indica el investigador, todas provocan una respuesta inmune celular que está mediada por los linfocitos T, que, resalta, es incluso más importante que la respuesta inmune que se mide por los anticuerpos.

Esta respuesta inmune celular es un componente específico contra los microbios intracelulares como los virus, en este caso el SARS-CoV-2.

Asimismo, y de manera teórica, en un momento determinado la mayoría de la población, ya sea por la vacuna o infección va a tener memoria inmunológica lo que restringe al virus para que pueda multiplicarse.

Al contrario, en personas no vacunadas o que no se han contagiado, hay la posibilidad de que el antígeno siga multiplicándose y genere más variantes, “es un escenario muy probable”, señala Baldeón.

En ese contexto, Fabián Oña resalta la importancia de mantener la vigilancia y mirar la evidencia científica. En el caso de Ecuador, agrega, los indicadores son positivos en cuanto a contagios, ocupación hospitalaria, positividad; sin embargo, si estos llegaran a cambiar se deben tomar las medidas necesarias para evitar un repunte.

Fuente: El Comercio