$ 400 millones costará reparar vías dañadas por la estación invernal; presidente Lasso dice que hay recursos, pero se deben cumplir trámites legales

0
178

Solucionar todos los problemas viales que padece el Ecuador por el invierno requerirá una inversión aproximada de $ 400 millones, dijo la mañana de este sábado el presidente de la República, Guillermo Lasso, durante una visita realizada a Azogues, capital de la provincia del Cañar.

Indicó que el dinero existe, pero no dio fechas exactas de los desembolsos porque antes se deben cumplir unos trámites legales.

Lasso llegó en helicóptero a la plataforma del antiguo mercado Sucre, en Azogues, donde por efecto de la creciente del río Burgay colapsaron varias viviendas, se perdió una parte de la carpeta asfáltica y una estructura metálica se derrumbó.

Estuvo en el lugar para, según él, expresar su solidaridad con la gente damnificada y con las autoridades locales. Les dijo que los trabajos empezaron, ofreció reparar casas a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) y dar bonos de contingencia de $ 257 por intermedio del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

En el lugar de la actividad que cumplió el mandatario se instaló una carpa blanca con una mesa en el medio. Lasso y sus ministros se ubicaron en el centro, las autoridades cañarenses, del lado izquierdo. Detrás de ellos estaban damnificados y militantes de su movimiento político.

Quienes perdieron sus casas pidieron que se les ayude a reconstruir las casas que fueron arrastradas por las aguas.

Tras escucharlos, el jefe de Estado reconoció que la zona del deslave es grave y aseguró “que los recursos están listos para poder asignarlos, una vez que se cumplan todos los procedimientos legales”.

Y tal como lo hizo en Sayausí (Cuenca) aseguró que regresará a este cantón el próximo agosto para constatar si los trabajos encargados al Ministerio de Transporte y Obras Públicas se ejecutaron. “Dinero tenemos, declaración de emergencia habrá, tenemos que cumplir procesos burocráticos que demanda la ley”, añadió.

Tras este encuentro con el primer mandatario, el alcalde de Azogues, Rommel Sarmiento, quien le entregó el estudio definitivo para reparar y encauzar los cinco sectores anegados por el Burgay, que plantea un costo final de $ 9 millones, expresó: “Vamos a estar pendientes (…) ahora esperamos que el Gobierno cumpla, le tomamos la palabra al presidente”.

Posteriormente Lasso y sus ministros se dirigieron por vía aérea al cantón Santa Isabel, también golpeado por el clima en el sector La Unión, kilómetro 51, donde por el desbordamiento del río Chantaco se dañaron 200 metros de la vía principal cerrada.

Otros daños fueron tres postes de hormigón colapsados, seis viviendas afectadas, dos familias evacuadas y está interrumpido el servicio de agua potable.

Allí el presidente repitió lo de Azogues en el sentido de otorgar bonos y reconstruir viviendas, pero sin dar un monto específico.

Fuente: El Universo