Médicos piden declarar en emergencia el sistema de salud público: «Estamos en un momento grave, ya no podemos trabajar»

0
151

Falta de medicinas, equipos dañados, estructuras por colapsar y pacientes desesperados. Es lo que se vive en las casas de salud del país, según denuncia el Colegio de Médicos de Pichincha, quienes piden al Gobierno que se declare en emergencia al sistema de salud público. Por su parte, la ministra de Salud descartó esta idea.

Este jueves, 26 de mayo, varios representantes de hospitales de la capital alertaron sobre una serie de irregularidades y carencias, que pese a ser comunicadas a las autoridades, no han tenido solución.

“El país está viviendo una situación crítica en materia de salud. Señor presidente, esta es una de las épocas más nefastas, más críticas para la salud pública del país. Literalmente, se nos están cayendo los hospitales”, mencionó Carlos Cárdenas, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha.

Los galenos afirman que han intentado dialogar con la ministra de Salud, Ximena Garzón, y con el vicepresidente Alfredo Borrero, pero no hay respuesta. Por lo que ahora piden ser recibidos por el presidente Guillermo Lasso, de lo contrario se analizan movilizaciones.

“El presidente de la República habla con todo el mundo, incluso con los delincuentes, y no con los médicos del país”, indicó Cárdenas.

Uno de los hospitales más afectados es el Pablo Arturo Suárez, cuyos problemas surgieron desde su construcción. Según el doctor, Juan Barriga, representante de las Asociaciones de Médicos de Hospitales del MSP en la ciudad, existen dos informes que advierten sobre la inestabilidad de la estructura.

El primero fue elaborado por el Ministerio de Salud, en el que se menciona que solo el 30% puede funcionar porque se está hundiendo.

“Esto empezó porque en el subsuelo se hizo un socavón de cinco metros y semana a semana se van abriendo socavones y sale agua de la infraestructura”, explicó Barriga.

Agregó que existe otro documento elaborado por la Politécnica Nacional, en el cual se indica que el hospital es una construcción en riesgo porque fue construido en una zona por donde pasaba un río.

Barriga afirma que los médicos no pueden trabajar, pues no hay material para cirugías. De hecho, “no se ha logrado operar ni un solo paciente” y la lista de espera sigue incrementándose.

Los enfermos tampoco pueden ser trasladados a otras entidades porque ocurre lo mismo: falta de medicinas e insumos. Y a hospitales privados tampoco porque no les pagan. Así mismo, no hay dinero para arreglar equipos dañados.

“Las leyes dicen que las medicinas son gratis, eso es mentira. No hay medicina gratuita. Más de un paciente compra los remedios y lo hacen con el riesgo de que el médico sea sometido a un régimen disciplinario”.

Otro problema que afronta esta institución es el constante cambio de gerentes. En lo que va del año, ya son tres, según denuncia Barriga, quien considera que no existe una política de salud. “Ponen a dedo a los gerentes”.

La inestabilidad también ha repercutido en los pedidos de medicinas. Por ejemplo, Barriga cuenta que solicitó un material en noviembre, pero todavía no lo entregan porque las nuevas autoridades del hospital tienen otras políticas.

“En el mejor de los casos entregan los medicamentos en dos meses porque hay que seguir lo que dice un órgano regulador (Sercop), pero mientras se aprueba el requerimiento, las empresas ya no se presentan porque el Gobierno tampoco les paga”.

$!Médicos piden declarar en emergencia el sistema de salud público: Estamos en un momento grave, ya no podemos trabajar

COLAPSO HIDROSANITARIO

La misma situación se vive en el Hospital Enrique Garcés, donde se habla de un inminente “colapso hidrosanitario”, pues no hay radiología, insumos, medicamentos, dispositivos y tampoco funcionan los laboratorios.

Así lo indica el doctor Bayron Mendoza, quien reiteró su preocupación: “Nuestro hospital no da más, está en una etapa crítica”. Él afirma que se pidió una intervención a la ministra en diciembre, pero no ha solucionado nada.

“Estamos en tal crisis que tenemos que comprar papel bond para hacer impresiones. Además, las autoridades adquieren hilos de saturación que se rompen porque son de costo bajo, no sé de dónde los sacan”.

Para variar el hospital está hundiéndose porque fue construido sobre dos quebradas.

$!Médicos piden declarar en emergencia el sistema de salud público: Estamos en un momento grave, ya no podemos trabajar

En el Hospital General Docente de Calderón también se vive la misma situación: falta de equipos, insumos, medicinas, etc. Ahí, por ejemplo, existe una lista de 300 cirugías represadas, según informó Carolina del Salto, presidente de la asociación de médicos.

“Estamos en realidad en un momento súper grave, que ya no podemos trabajar más”, resaltó la doctora.

$!Médicos piden declarar en emergencia el sistema de salud público: Estamos en un momento grave, ya no podemos trabajar

Los galenos afirman que se han armado de valor para poder denunciar las irregularidades, pese a que pueden ser sometidos a un régimen disciplinario.

“Tengo un oficio de la ministra que dice: Feliz Navidad y próspero año nuevo, compañeros de trabajo les deseo que estén tranquilos, habrá estabilidad. La primera semana de enero fueron desvinculados varios profesionales”, comentó Juan Barriga.

Reiteran que la crisis sanitaria no solo ocurre en Quito, sino en todo el país, prueba de ello es que no se pueden hacer traslados de pacientes.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, descartó declarar en emergencia el sistema de salud, como lo pidió el Colegio de Médicos de Pichincha. En declaraciones a la prensa, comunicó que se han habilitado todos los hospitales para atender a los pacientes que durante dos años no pudieron ser tratados.

“Tenemos un abastecimiento en el Ministerio de Salud Pública de aproximadamente el 70%. Estamos ordenando la casa como ha dicho el presidente”.

Y ante las carencias que denuncian los representantes de los hospitales, señaló: “Nosotros tenemos hilos para saturar, tenemos todos los insumos y los medicamentos en el Ministerio de Salud Pública, les invito a darse una vuelta por los hospitales”.