Comer un hot dog acorta la vida en 36 minutos, dice estudio que confirma que las carnes procesadas son cancerígenas

0
612

La salchicha, el jamón y el tocino, aunque puedan prepararse en una comida deliciosa, forman parte del grupo de alimentos procesados y cancerígenos. Por eso, si las carnes procesadas forman parte constante de tu dieta, es mejor que reconsideres lo que comes.

Lo “procesado” se refiere a cualquier alimento al que se le hayan añadido preservativos o conservadores químicos. Y, aunque las carnes rojas han sido vinculadas a incrementar el riesgo de padecer cáncer, las carnes rojas procesadas causan aún más daño en el organismo.

“El consumo de carnes procesadas como, salami, peperoni, jamón de pollo, jamón de pavo, aumentan el riesgo de cáncer de colorrectal pero además de cáncer de estómago y esófago”, dice la nutricionista Paola Sánchez. “Esto es gracias al elevando contenido de sustancia altamente cancerígenas como son los nitritos y nitratos”, añade.

Los nitritos y los nitratos son elementos químicos usados para mantener a la carne fresca por más tiempo, explica Cancer Research UK. Una vez ingeridos estos químicos se convierten en cancerígenos.

Un estudio demostró que una persona que consume más de 150 gramos de carne procesada a la semana incrementa un 46% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y un 51% el riesgo de muerte, comparado a las personas que no consumen carnes procesadas.

La salchicha del hot dog, de aproximadamente 50 gramos, es un ejemplo del tipo de alimentos más cancerígenos si se consume con regularidad. Una investigación publicada en la revista Nature comparó las raciones de diferentes alimentos y los minutos de vida perdidos y ganados y concluyó que un solo hot dog puede reducir el tiempo de vida en 36 minutos.

Una sola ración de pizza de vegetales puede restar 1,4 minutos de vida y una porción de alitas de pollo puede restar 3,3 minutos. Combinado con bebidas azucaradas el impacto puede ser peor.

Las bebidas azucaradas, como los refrescos, aumentan el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades cardiovasculares. Una sola lata de una bebida azucarada puede tener hast 39 gramos de azúcar, excediendo el consumo diario recomendado de la Asociación Americana del Corazón (AHA), que es de 25 gramos para las mujeres y 36 gramos para los hombres.

Las proteínas naturales, como el pollo, pescado, cerdo, res o camarones son los alimentos que recomienda incluir la nutricionista Paola Sánchez en la dieta, en vez de las carnes procesadas.

Los granos y frutos secos también se vinculan a 10 o 15 minutos de vida ganados por su consumo, según el estudio anterior. Las nueces, frutas, verduras, legumbres, granos integrales y algunos mariscos deberían ser parte de la ingesta regular.

Cancer Research UK recomienda elegir un día a la semana en el que no se consuma nigún tipo de carne y reducir las porciones los días siguientes, además de buscar recetas alternas que prioricen los alimentos no procesados.

Fuente: El Universo