CAL suspende temporalmente el trámite de juicio político contra la fiscal Diana Salazar

0
159

El CAL decidió congelar los pedidos de juicio político contra la fiscal general, Diana Salazar, que afronta un embarazo de alto riesgo. Las legisladoras de la Revolución Ciudadana se abstuvieron de votar.

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) resolvió, este 17 de mayo de 2024, suspender temporalmente el trámite del juicio político en contra de la fiscal del Estado, Diana Salazar, quien anunció un día antes su embarazo.

La resolución se tomó con cinco votos a favor: el presidente de la Asamblea, Henry Kronfle, el segundo vicepresidente, Eckenner Recalde y los legisladores Jorge Acaiturri, Alexandra Castillo y Diego Matovelle.

En tanto que las legisladoras Viviana Veloz y Esther Cuesta, de la Revolución Ciudadana (RC), bancada que impulsaba el juicio político en contra de la fiscal Diana Salazar, se abstuvieron de votar.

La propuesta para suspender el trámite de juicio la hizo el asambleísta Jorge Acaiturri, de la bancada del Partido Social Cristiano.

Esta decisión se tomó «en virtud de haberse demostrado que la autoridad atraviesa por un embarazo calificado médicamente como de alto riesgo (…) y con la finalidad de precautelar la vida de la madre gestante y la vida por nacer», agregó el CAL, que es el máximo órgano de administración legislativa.

La bancada correísta impulsa el juicio contra Salazar para destituirla del cargo, aduciendo varias razones como el supuesto incumplimiento de funciones.

La fiscal, cuyo mandato concluirá en abril de 2025, está a cargo de la investigación llamada caso Metástasis, a la que describe como la piedra angular de la «narcopolítica» en Ecuador y que ha salpicado a magistrados, y políticos como el exlegislador correísta Ronny Aleaga.

Un día antes, la fiscal anunció que estaba embarazada y que había «procurado mantenerla (a su familia) lejos del ojo público debido al nivel de violencia al que estoy expuesta».

«He solicitado a la Asamblea Nacional que se garantice y respete mi derecho constitucional a tener un embarazo en paz y que éste llegue a término sin más estrés del que ya significa llevar a cabo mi responsabilidades», agregó.

Fuente: Primicias