Cadetes ecuatorianos sobrevivientes continuarán su formación en Colombia

0
529

El vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, llevó un mensaje de solidaridad a Colombia, mientras que los cadetes supervivientes dieron un  mensaje de valentía al mundo: “No nos vamos a dejar amedrentar, nos vamos a graduar aquí en Colombia”. Así lo expuso el propio Sonnenholzner al revelar la charla que mantuvo con los nueve cadetes sobrevivientes.

Tres de ellos arribaron junto al Segundo Mandatario y la Ministra del Interior, María Paula Romo, la tarde de ayer a Guayaquil. Las autoridades, tras su llegada, atendieron brevemente a los medios.

Ahí expusieron que los restos mortales de la cadete Erika Chicó, víctima del atentado terrorista a la Academia de Policía General Santander de Bogotá aún no tienen fecha de retorno al país.

Esto, mientras los tres cadetes ilesos no tuvieron contacto con la prensa en su paso por la Base Aérea Simón Bolívar de la FAE. Ellos junto a sus otros compañeros estarán por algunos días en el país, para luego retornar a Colombia.

Reunión. Sonnenholzner junto al presidente Iván Duque. (Foto: EFE)

Encuentro

En su paso por Colombia, el Vicepresidente se reunió ayer con el presidente Iván Duque. Fue ahí cuando expresó su solidaridad frente al atentado terrorista contra la Escuela de la Policía, que mató a por lo menos 21 personas y dejó 68 heridas, y que se atribuye al ELN. Al terminar el encuentro con Duque, el vicepresidente ecuatoriano dio una declaración junto a su homóloga colombiana, Marta Lucía Ramírez, en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

“Nuestro compromiso es seguir luchando decididamente contra todas esas organizaciones criminales que no le hacen ningún bien a nadie. Lo que nos trae es muy duro, nos gustaría haber hecho la primera visita a Colombia en otras circunstancias”, afirmó Sonnenholzner.

El vicepresidente agregó que, tanto a Duque como Ramírez, les expresó “que cualquier atentado contra los colombianos lo sentimos en Ecuador como propio (porque) nos une la historia, nos une la hermandad”.

Por otra parte, destacó que Erika Chicó y Carolina Sanango (quien resultó herida) hacían parte de un grupo de diez ecuatorianos que realizan un curso en la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander.

Rechazo al ELN

El Gobierno colombiano atribuyó la autoría del atentado terrorista a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y confirmó que el autor material de los hechos, José Aldemar Rojas Rodríguez, hacía parte de ese grupo.

“Se trata de un explosivista de la guerrilla que perdió su mano derecha y que desde 1994 se desempeñó como miliciano del ELN en Puerto Nuevo, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela”, dijo el ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, sobre el autor de la masacre.

El Vicepresidente ecuatoriano dijo estar indignado y consideró al ataque como “un acto inhumano que merece el rechazo frontal”. También se refirió a la decisión de Ecuador de negarse a mantener a su capital como sede de los diálogos de paz entre el anterior gobierno de Juan Manuel Santos y el ELN: Ecuador “decidió que las conversaciones de paz no podían seguir más en su territorio. Las razones fueron claras. Las políticas de ese grupo no eran compatibles con las políticas de Ecuador. Hoy creo que lo ocurrido ratifica aquello y en esa línea nos mantenemos. Eso no significa que no estemos prestos a colaborar con Colombia en su objetivo de conseguir la paz”.

Fuente: La Hora