Entregan a la Asamblea una reforma que legalice Uber y Cabify en Quito

0
466

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, entregó este jueves a la Asamblea Nacional el proyecto de reforma a la Ley de Tránsito, que permitirá regularizar las plataformas Uber y Cabify en la ciudad.

Rodas, en una ceremonia llevada a cabo en la sede del Parlamento, entregó a la presidenta de la Asamblea, la oficialista Elizabeth Cabezas, el informe preparado por el Consejo Consultivo Ciudadano de Movilidad para la inclusión de la regulación y legalización de estas aplicaciones en la capital.

Rodas manifestó que la propuesta de legalizar Uber y Cabify, entre otras plataformas, se elaboró en el Consejo Consultivo conformado por 20 representantes de varios sectores de la ciudadanía.

Especialistas en movilidad urbana, representantes de la academia, asociaciones de estudiantes, expertos en plataformas digitales y organizaciones de usuarios de taxis conformaron el Consejo, que se convirtió en un espacio de diálogo democrático, argumentó Rodas.

Asimismo, afirmó que las aplicaciones servirán para «asegurar la calidad y seguridad a los usuarios» de este tipo de servicios y señaló que sería conveniente legalizar las nuevas plataformas tecnológicas de transporte. «No podemos cerrar los ojos a los nuevos avances tecnológicos», agregó Rodas durante la reunión de entrega del proyecto legal.

De su lado, la presidenta de la Asamblea, según un comunicado del órgano parlamentario, recalcó la importancia de las aplicaciones tecnológicas para los ciudadanos. Por ello se comprometió a «trabajar en una Ley que sirva de herramienta fundamental para el ordenamiento y para la mejor aplicación de esta nuevas modalidades tecnológicas».

En enero pasado, el alcalde de la capital se mostró decidido a zanjar un debate abierto sobre la utilización de las aplicaciones Uber y Cabify en la ciudad.

El debate en torno a la utilización de estas plataformas comenzó a raíz de los reclamos y protestas planteadas por los gremios de taxis, que ven con recelo la actividad de los conductores de Uber o Cabify, dada la competencia que supone para su trabajo.

Fuente: La Hora