Analizan proyecto que regula costos de las maestrías

0
426

Estudiantes de universidades de diversas provincias del país acudieron a la Asamblea Nacional, con el propósito de analizar junto a la primera vicepresidenta, Viviana Bonilla, el proyecto de ley que tiene como propósito regular los costos de las maestrías.

A la cita acudieron dirigentes de varias organizaciones de estudiantes universitarios y representantes de las universidades Central, Técnica de Manabí, Técnica del Norte, Nacional de Chimborazo, Técnica de Ambato, Politécnicas del Litoral, Nacional y del Chimborazo, Técnica Estatal de Quevedo, entre otras.

Allí Viviana Bonilla expresó que esta reunión de trabajo evidencia que en la Asamblea tratan temas que son de interés de la ciudadanía y se genera un debate positivo, sano y necesario sobre el tipo de país y de sociedad que queremos, en este caso, lo relacionado con la educación superior.

Indicó que esta reunión tuvo como propósito fortalecer el proyecto con los criterios y propuestas de quienes hacen la educación superior.

Precisó que el debate debe partir de una realidad: existen costos exagerados en las maestrías en nuestro país, a tal punto que ciertos estudiantes prefieren ir a otros países, porque les resulta más barato. A la vez, subrayó que el costo promedio de las maestrías representa un 33 % más que el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, lo que no sucede en otros países, como Argentina.

Aseveró que, según los detractores del proyecto, el control de precios es una práctica populista, sin acordarse que la primera ley antimonopolio del mundo se dictó en Estados Unidos, mientras que en Ecuador se mantiene la regulación de precios para ciertos productos, por ejemplo, determinadas medicinas, la caja de banano. No es novedad el establecimiento de precios para proteger a la parte más débil en una relación comercial, más aún si consideramos que la educación es un derecho social y no tiene fines de lucro.

Las propuestas

Desde los estudiantes se dejó claro que la propuesta es importante y viable. Es más, afirmaron que estarán vigilantes del destino del proyecto en la Comisión de Educación y en el Pleno de la Asamblea.

Aseguraron que en la educación privada hay grupos económicos y que el costo de ninguna manera garantiza mejorar la calidad de los profesionales. Otro criterio se refiere a la necesidad de regular, no solo los costos y aranceles, sino también la contratación de profesores para las maestrías, considerando que no se puede desmerecer la capacidad académica de los docentes ecuatorianos. Estaremos apoyando la propuesta, enfatizaron.

Así mismo, expresaron que desde el movimiento estudiantil se ha defendido el principio de la calidad de educación superior y que no tiene fines de lucro; que la regulación no es el enemigo, sino una herramienta que permite llegar al cumplimiento efectivo de esos dos principios, a los que calificaron de inclaudicables.

Ecuadorenvivo