Prefecturas: Pagar con papeles asfixia a las provincias

El Gobierno cancelará su deuda con las prefecturas en bonos. Correa hizo lo mismo con los municipios y el abono del IVA.

0
440

Una reunión con un sabor agridulce. Los prefectos electos del país llegaron a Carondelet con la esperanza de concretar el pago de 348 millones de dólares que les adeuda el Gobierno desde 2015. Pero la solución no resultó integral. El Ejecutivo reconoció la deuda, pero no propuso una forma de pago convincente.

El Ejecutivo de Lenín Moreno, como ya hiciera el de su predecesor Rafael Correaen 2015 con municipios, es pagar en bonos. Con papel y no con dinero líquido. El planteamiento preocupó a las autoridades provinciales, porque, entre otras cuentas pendientes, el pago a proveedores se hace en efectivo y la contratación de obras quedaría sujeta a la voluntad de terceros.

Los prefectos salieron de la reunión con el presidente de la República, Lenín Moreno, con más dudas que certezas. No conocen qué tipo de bonos serán, cuál será el castigo que tendrán estos y cuáles serán las garantías para que los papeles sean recibidos como forma de pago.

Sin embargo, si bien los prefectos no se cierran a esta posibilidad, ponen una contraoferta más conveniente. Creen que lo factible es que el 50 % sea en bonos y el 50 % en efectivo, a fin de tener liquidez para cubrir gastos que se requieren para la ejecución de obras. “Nos quieren dar en bonos, pero no vamos a aceptar que sea el ciento por ciento en papeles, tiene que ser por lo menos la mitad en efectivo, tiene que haber liquidez, caso contrario nos estrangulan los proveedores”, sostuvo el prefecto electo del Azuay, Yaku Pérez.

Esta es la provincia a la que más adeuda el Gobierno con 55 millones de dólares. Pérez insistió en que si no se les da parte en efectivo, las prefecturas se paralizarán y no podrán avanzar en temas como vialidad y riego.

“Todos quisiéramos que nos paguen de manera inmediata en efectivo, sin embargo, hay la propuesta de pagar en bonos”, señaló Leonardo Orlando, prefecto electo de Manabí. A sus ojos, el tema relacionado con la competencia del riego debería ser cancelada en efectivo. A Manabí le adeudan más de 28 millones de dólares.

Un criterio similar se escuchó de parte del prefecto de Cotopaxi, Jorge Guamán, quien considera que pagar con papeles trae varias complicaciones. Dijo que, en su caso, la única manera de continuar con las obras será con endeudamiento.

A la cita faltaron los prefectos del Guayas, Carlos Luis Morales, y de Pichincha, Paola Pabón. Para estas dos provincias la deuda asciende a 28 y 26 millones de dólares, respectivamente.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, presente en el encuentro, no compareció ante la prensa para aclarar detalles sobre las características de los bonos. Pero su colega, la ministra del Interior, María Paula Romo, dijo que se trata de escuchar propuestas. Para ello, se conformarán mesas de trabajo técnicas para establecer el mejor procedimiento a seguir. “Una demanda de los gobiernos seccionales es el tema de transferencias. Estamos trabajando para cumplir con la exigencia de las prefecturas”, aseguró. Los prefectos se reunirán en los próximos días para conformar la comitiva que participará en las mesas técnicas y negociarán con el Gobierno.

Ausencia recurrente de Guayas y Pichincha

Todos los prefectos electos acudieron ayer a la convocatoria del Gobierno nacional, salvo los de Guayas, Carlos Luis Morales, y Pichincha, Paola Pabón. El presidente Lenín Moreno reprochó sus ausencias. Estaban, además, el vicepresidente Otto Sonnenholzner, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, la titular de Interior, María Paula Romo y el secretario del Agua, Humberto Cholango, entre otros.

Saldar una deuda sin dinero

En 2015, el expresidente Rafael Correa ofreció pagar con bonos del Banco Central de Ecuador a 46 gobiernos autónomos descentralizados por el atraso en la devolución del IVA. En Guayaquil, el alcalde Jaime Nebot aceptó recibir en papeles 62,4 millones de dólares que se negociaron con contratistas y proveedores. Con ellos, cancelaban sus impuestos.

Expreso