Presidente Moreno descarta base extranjera militar en las Islas Galápagos

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, descartó que se vaya a establecer una base militar extranjera en las Galápagos, después de que el titular de Defensa, Oswaldo Jarrín, dijera que las islas eran un "portaviones natural".

0
631

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, descartó que se vaya a establecer una base militar extranjera en las Galápagos, después de que el titular de Defensa, Oswaldo Jarrín, dijera que las islas eran un «portaviones natural». «No hay ni habrá bases militares extranjeras en el país. Preservamos con celo las Islas Galápagos.

La vigilancia aérea es una actividad conjunta entre varios países para cuidar este patrimonio mundial», afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter, en un intento de zanjar una polémica creada a raíz de unas declaraciones del ministro de Defensa que causaron revuelo. Moreno agregó que «¡la paz, la soberanía y la seguridad nacional son nuestro legado!».

En la misma red social colgó un reciente comunicado del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos, que precisa que la cooperación con Estados Unidos tiene el fin exclusivo de lograr el «mejoramiento de la pista del Aeropuerto de San Cristóbal», además de «permitir el reabastecimiento de combustible para dos aeronaves de monitoreo de actividades ilegales de la extensa reserva marina».

El texto subraya además que «no hay, ni habrá base militar extranjera» en el archipiélago, situada 1.300 kilómetros del litoral ecuatoriano y afirma que la cooperación será ampliada junto con los Gobiernos de Perú, Chile y Colombia para así lograr tener una postura regional frente a amenazas comunes.

El titular de Defensa ecuatoriano afirmó que sus recientes declaraciones sobre las islas tuvieron una «mala interpretación» y reiteró en la víspera que no albergarán ningún enclave militar estadounidense.

«No se puede interpretar como una base extranjera, como se ha dicho maliciosamente», aseveró Jarrín. Aclaró que el Ejecutivo no tiene intenciones de incumplir la Constitución, que prohíbe expresamente el establecimiento de bases e instalaciones militares extranjeras en el territorio ecuatoriano.

Y recalcó que en Ecuador opera un avión militar estadounidense del tipo P3-Orión, que efectúa vuelos preliminares de vigilancia marítima, en el marco de un convenio de lucha contra el narcotráfico y las amenazas trasnacionales.

En la misma línea se manifestó recientemente el exembajador estadounidense en Ecuador Todd Chapman, que abandonó el país el 7 de junio, quien especificó a Efe que los desafíos de seguridad actuales de lucha contra el narcotráfico no requieren de una base militar estadounidense en Ecuador, como ocurría hasta 2009 con la de Manta.

«No es del interés de EE.UU. usar los métodos del pasado para confrontar los desafíos de hoy», aseguró al ser preguntado por el alcance de esta cooperación bilateral.

Fuente: La Hora