Paúl Carrasco: “Moreno debe gobernar; si no puede que dé un paso al costado”

El líder y presidente nacional del movimiento Juntos Podemos denunció un supuesto intento de eliminar del registro electoral a la organización política.

0
383

El líder y presidente nacional del movimiento Juntos Podemos, Paúl Carrasco, denunció un supuesto intento de eliminar del registro electoral a la organización política, este lunes 8 de julio de 2019.

Basa su argumento en un comunicado de Contraloría en el que encontró 118 mil firmas con inconsistencias en el registro de varios partidos y movimientos, de los cuales 11 mil pertenecen a Juntos Podemos.

“No es responsabilidad nuestra. El Consejo Nacional Electoral nos calificó con 987 mil firmas que presentamos… No solo nos registró el CNE y nos validaron en las elecciones sino que resulta que tenemos 20 alcaldes y otras autoridades. Somos la cuarta fuerza nacional”, dijo el exprefecto del Azuay durante una rueda de prensa en Guayaquil.

Carrasco no descarta que este sea un intento de eliminarlos del mapa electoral para consolidar una tendencia de izquierda, reduciendo las opciones, con miras a las elecciones presidenciales y legislativas de 2021.

“Hoy estamos presentando varios argumentos a la Contraloría en Quito porque resulta que del total de firmas nos quitan las 11 mil y dicen que Juntos Podemos no podía ser calificado”, dijo Carrasco.

De acuerdo al también excandidato a la Alcaldía de Cuenca, esto es parte de un proceso de desestabilización interna del que también aportan otros temas como la crisis carcelaria, el futuro del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, la complicada situación económica y otros con miras electorales.

Es por eso que Carrasco considera que si el presidente Lenín Moreno no puede afrontar estos aspectos, debe dar un paso al costado. “Necesitamos un presidente que reinstitucionalice con un plan de gobierno. El presidente Moreno fue electo para gobernar, si no puede que dé un paso al costado y delegue al vicepresidente o a un grupo de notables”.

El líder político cree que estos intentos de desestabilización vienen de afuera y dentro del Gobierno, aunque prefirió no señalar o dar nombres de quienes considera estarían detrás de esa gestión. “Hay una mafia política que no quiere dejar el poder”.

Expreso