Prefecto se defiende de una denuncia en su contra

0
829

El prefecto del Azuay, Yaku Pérez Guartambel, desestimó ayer la denuncia presentada esta semana por el asambleísta de Pichincha, Fabricio Villamar, quien lo acusó de rebeldía e intento de desestabilización por las protestas registradas durante este mes en Quito.

El prefecto, a través de una rueda de prensa efectuada en la Casa de la Provincia, aseguró que el movimiento indígena, del cual forma parte a través de la Ecuarunari, “no intentó desestabilizar al (presidente) Lenin Moreno” y sostuvo que las protestas registradas en Quito, en las que participó, se dieron en el marco de un “legítimo derecho a la resistencia”.

El asambleísta Villamar basó su denuncia en la toma de la Asamblea Nacional por parte de colectivos indígenas y en videos en los que Pérez señala que se instalará un “parlamento popular de los pueblos” en la sede del poder legislativo del país.

Fuente: El Tiempo