Expresidentes de Costa Rica hacen llamado internacional para atender migrantes

0
693

Los expresidentes de Costa Rica Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), Laura Chinchilla (2010-2014) y Luis Guillermo Solís (2014-2018) hicieron este domingo (15.12.2019) un llamado urgente para atraer fondos de cooperación internacional para la atención de migrantes y refugiados en el país.

La petición de los exmandatarios fue divulgada en una producción audiovisual elaborada por SOS Derechos Humanos Nicaragua, en apoyo al presidente costarricense, Carlos Alvarado, quien asistirá al Foro Mundial de Refugiados, en Suiza, de 17 al 19 de diciembre, para solicitar fondos de cooperación.

«Costa Rica vive una crisis humanitaria, porque a pesar de que el país tiene toda la voluntad de acogerles, las condiciones de vida las necesidades de trabajo, las obligaciones de estudio de esta población migrante son especiales y en este momento se convierten en una carga que el Estado difícilmente puede sostener», expresó Solís.

Costa Rica ha recibido un flujo extraordinario de migrantes, especialmente debido a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el 18 de abril de 2018.

Costa Rica Marsch gegen Fremdenfeindlichkeit in San JoseDatos oficiales indican que hasta mayo de 2019 más de 70.000 nicaragüenses se han visto forzados a huir de su país y, de ellos, 55.500 han solicitado protección internacional en Costa Rica.

«Somos en nuestro hemisferio el segundo país que más población migrante ha recibido, después de los Estados Unidos. Estimamos que ya para finales del presente año tendremos cerca de 100.000 nicaragüenses y 30.000 venezolanos viviendo con nosotros”, dijo Chinchilla.

Los exmandatarios indicaron que Costa Rica necesita apoyo de la comunidad internacional para distribuir la carga económica que representa la atención de migrantes.

En el video, los tres exgobernantes coincidieron en que la atención humanitaria e integral de la población migrante y refugiada es un asunto de responsabilidad compartida entre todos los países y que, en el caso de Costa Rica, urge tener fondos para atender, particularmente, a la población nicaragüense desplazada o perseguida.

Por su parte, el presidente costarricense pidió a los cooperantes «no dejen sola a Costa Rica, en su ardua labor de proteger a las personas nicaragüense que huyen de la violencia y la represión”.

Fuente: DW