Movimiento en terminales disminuye tras medidas

0
477

Yo me quedo en casa. Esa fue la consigna de muchos cuencanos que ayer optaron por permanecer en sus hogares como medida preventiva y respetando las disposiciones del Gobierno ante el incremento de casos de coronavirus en el país.

La mañana de un domingo la Terminal Terrestre es uno de los lugares más concurridos de la ciudad ya que centenares de personas se movilizan a los cantones azuayos a otras provincias. Ayer lució diferente, con poca gente en los pasillos y escasa actividad en las ventanillas de venta de boletos.

“El sábado el movimiento era normal, pero hoy (domingo) todo cambió. El turno de 06:10 que va a Gualaceo normalmente va lleno, con 42 pasajeros. Hoy (ayer) apenas se vendieron 23 boletos. Los siguientes turnos no completan ni la mitad de la demanda normal”, comenta quien trabaja en ventanilla.

Fernanda Ávila, junto a sus dos hijas, compró boletos para viajar a Sígsig. Ella vive en Cuenca, pero fue a dejar a sus hijas en casa de su madre mientras se mantenga la emergencia.

Viaja todos los fines de semana, pero tras los anuncios prefirió pasar estos días en casa. “Me toca viajar para llevar a mis hijas, ya que no tengo quién las cuide acá, a más de ello con mi esposo nos sentimos más tranquilas si están con mis papás”, señala.

Fumigación
La noche del sábado todas las áreas de la Terminal Terrestre y el Aeropuerto Mariscal La Mar fueron fumigados por los entes encargados, lo que da tranquilidad a los usuarios.

Todos los pasajeros que arriban en los vuelos procedentes de Quito y Guayaquil se les toma la temperatura y reciben información.

En la Terminal Terrestre, donde la concurrencia es mayor, las medidas también se han reforzado por parte de las autoridades.

Para Rodrigo Tenecora, conductor de un bus interprovincial, la situación es delicada pero considera que con debidas precauciones las actividades deben continuar.

“Existen personas que por trabajo necesitan movilizarse a los cantones o a otras provincias, por ello continuamos con el servicio, a más de ello entregamos gel y mascarillas”, señaló.

Algunas de las personas que se encontraban ayer en la Terminal indicaron que viajaban por necesidad, especialmente por trabajo, y que preferirían quedarse en casa, como lo recomiendan las autoridades.

“Nuestros mayores son el grupo más vulnerable ante el coronavirus por ello, al menos que sea necesario, no debemos exponernos a contraer la enfermedad y posiblemente llevarla a casa. Todos debemos sumarnos a la prevención”, agregó Ávila.

Fuente: El Tiempo