Entre aplausos y alegría médicos dieron de alta a paciente del caso primario en Loja

0
804

Después de pasar por días críticos, en los que su organismo se deterioró, Paula Paredes logró superar el coronavirus y fue dada de alta del hospital Isidro Ayora de Loja.

La mujer, que fue la primera paciente confirmada con COVID-19 en Loja, salió el jueves del hospital después de que la última de las tres pruebas dio negativo para este virus.

Su salida se dio entre aplausos y la alegría de médicos y enfermeras que la atendieron durante estos difíciles días. Después de agradecer el trabajo de los doctores, Paredes, quien llegó de Madrid, donde reside hace 25 años, dijo que su fe en Dios la ayudó a superar el coronavirus.

La migrante trabaja en un centro de esclerosis múltiple en Madrid y por sus conocimientos médicos pensó que no iba a superar esta enfermedad.

Ella sufre de rinitis crónica y por eso cuando le empezó a faltar la respiración se inquietó por su cuadro clínico.

“Empecé a sentirme sola, empecé a pensar en mi hijo, en mi familia que está en Madrid. Pensé que no los iba a volver a ver”, dijo entre lágrimas.

Paredes comentó que pasó por momentos de delirio, de fiebre muy alta, de dolor en todo el cuerpo.

Miembros de una iglesia evangélica de Loja la acompañaron en oraciones durante esta etapa, pidiendo la intervención divina y sabiduría por los médicos que la estaban tratando.

“Mi cura, mi vacuna ha sido el poder de la oración y Dios, el único que nos puede salvar de esta pandemia, el único en nuestras vidas que nos puede librar de esto”, dijo la mujer, quien contó que nadie de la familia donde se hospedó resultó contagiada con el coronavirus.

Fuente: El Universo