Los viajes interprovinciales en Azuay siguen a la espera de una autorización

0
551

Los viajes interprovinciales aún no se retoman en Azuay, pese a que, desde el 15 de junio del 2020, este servicio está autorizado en el país, según una resolución del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

La Empresa Municipal de Movilidad (EMOV) asegura que la Terminal Terrestre de Cuenca está lista para reiniciar los viajes, pero hay otros factores que se consideran para dar el servicio. Uno es que los transportistas cumplan todos los protocolos.

A los conductores de los buses ya se les aplicó las pruebas rápidas para diagnosticar COVID-19. También tienen listo el protocolo de bioseguridad que se pondrá en marcha al interior de las unidades.

Otro tema que se debe resolver para el reinicio de las operaciones es que las terminales terrestres de las otras ciudades deben tener una validación del COE nacional. La de Cuenca fue la primera del país en recibir esa autorización.

Patricio Picón, de la Unión de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros del Azuay, indicó que las empresas están listas para volver a dar el servicio, pero esperan la autorización del COE Cantonal. “Al momento no podemos llegar a Guayaquil ni a Quito, porque las terminales no han cumplido los protocolos”, aseguró.

Picón explica que existió una confusión cuando se informó que el 15 de junio el transporte interprovincial podía retomar sus actividades. Para hacerlo, cada provincia debe cumplir ciertos protocolos, recalcó.

En una declaración anterior, el alcalde Pedro Palacios destacó que la Terminal Terrestre de Cuenca está lista para que los viajes se reinicien, pero el COE Cantonal debe asegurarse de que las terminales de las otras provincias están en condiciones adecuadas para evitar la propagación del coronavirus. 

La resolución emitida por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas para la reactivación del servicio da competencia a los gobiernos autónomos, a la Comisión de Tránsito del Ecuador y la Policía nacional para que hagan cumplir la disposición.

Fuente: El Mercurio