Stalin Basántez, especialista en discapacidades: “Hay una red de corrupción enquistada en las instituciones públicas”

0
1378

Este 9 de julio del 2020, Stalin Basántez, especialista en discapacidades, fue entrevistado en radio La Voz del Tomebamba, quien conversó sobre el escándalo en los carnés de discapacidad.

El entrevistado se refirió a las denuncias del uso indebido del carné de discapacidad para beneficiarse de las exoneraciones tributarias, dijo que este es uno de los delitos más infames, miserables, porque no solo se han robado el dinero de los ecuatorianos sino que han robado la identidad y los derechos de las personas con discapacidades.

Basántez con paraplejia y un carné con el 76 %, propone una veeduría ciudadana que propicie y participe en un proceso de auditoría externa en la que se transparente el registro de personas con discapacidad que acceden al documento: el nombre y el porcentaje.

“El problema tiene dos razones que hemos analizado la principal es el hecho que hay una red de corrupción enquistada en las instituciones públicas que están otorgando este tipo de documentos sin todos los requisitos. Entonces definitivamente hablamos de la complicidad de funcionarios, de personal de salud que ha falsificado diagnósticos”, destacó,

Luego añadió: “También no es menos cierto que últimamente ha sido debilitada la Dirección Nacional de Discapacidades del Ministerio de Salud Pública, entonces hablamos de una dirección nacional que no tendrá ni siquiera unas ocho o nueve personas, recursos insuficientes para la vigilancia de todo este proceso”.

Además adelantó que el día de hoy se creará una veeduría para que esté vigilante del proceso. Recordó que las personas con discapacidad tardan uno, dos, y hasta tres años, obtener el carné. Mientras que a delincuentes se los han entregado rápidamente.

“Vamos a inscribir una veeduría en el Consejo de Participación Ciudadana que permita el trabajo de la ciudadanía en apoyo a todos estos procesos de auditoria, porque no creemos en una auditoria que pueda hacerse desde el interno del Ministerio de Salud. Aquí tiene que intervenir un agente externo”, declaró Basántez.

Basántez explicó que la calificación y el porcentaje de discapacidad asignado va más allá de la discapacidad como tal. Se evalúa, por ejemplo la formación académica, el sitio de residencia, entre otras cosas. Por esta razón y, considerando que para certificar el grado de discapacidad de una persona se toman en cuenta todos estos aspectos, con base en el porcentaje de discapacidad se entregan los descuentos y exoneraciones.

El especialista en discapacidades explicó que estos beneficios van desde la importación de vehículos con exoneraciones arancelarias hasta el uso el parqueaderos exclusivos en sitios públicos.

Es así que una veeduría que participe en un proceso de auditoría de los carnés de discapacidad, un pedido de destitución para quienes los hayan otorgado y obtenido fraudulentamente, la propuesta de habilitar carnés temporales para las personas con cáncer y la defensa de la Ley de Discapacidades vigente son las iniciativas ciudadanas que empiezan a surgir tras las denuncias de supuesta compra o uso de estos documentos para beneficiarse de subsidios en importación de vehículos y otros.