El sector turístico ecuatoriano se declara en agonía

0
933

Desde marzo el sector turístico registra USD 1.900 millones en pérdidas, 50 mil empleos perdidos y el 25% de establecimientos cerrados, piden ayuda al Gobierno, pues aseguran que los han dejado en el abandono.

Holbach Muñetón, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo del Ecuador, puntualizó que anualmente el sector producía USD 2.287 millones, 600 millones durante los feriados, y al momento ha logrado mantener 150 mil empleos, pero están a punto de colapsar, si no reciben ayuda gubernamental.

“Estamos solos, somos una industria que paga impuestos, paga sueldos, nos hemos reunido con el presidente de la República, con cuatro ministros del Trabajo, con dos ministros de Finanzas, la ministra de Turismo, el presidente de la Corporación Financiera Nacional y hasta el día de hoy no tenemos ninguna ayuda. El Ministerio de Turismo, en lugar de ser un aliado, está en contra, compite con nosotros, queremos que la actividad salga adelante, estamos subsistiendo, el sector agoniza», dijo Muñetón.

André Obiol, presidente de la Federación de Hoteles, señaló que al momento 70 negocios de este tipo se han cerrado y más del 70% de los empleados han sido despedidos, además advirtió que las pérdidas continuarán, pues los ingresos no están cubriendo los costos y no existe un punto de equilibrio.

Para mantenerse a flote, el sector turístico ha presentado ante el presidente de la Asamblea César Litardo y el Gobierno nacional un proyecto de ley de reactivación en el que se propone que se elimine el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los servicios turísticos; se aplace el pago de las deudas con la deuda pública y se entreguen  USD 300 millones en créditos con tasa preferencial y dos años de gracia.

“En pocos meses la banca pública se va a volver la mayor propietaria de hoteles en Ecuador, por todo lo que podría confiscar, porque no hemos podido cubrir el servicio de deuda, la banca amenaza con juicios de coactiva. Necesitamos períodos de gracia en la banca y fondos para reactivar la industria, para mantener el empleo y salvar el patrimonio”, puntualizó el presidente de la Federación de Hoteles.

Por su parte Soledad Hernández, de la Corporación Nacional de Guías Turísticos, solicitó al Gobierno que les permitan reactivarse, pues 3.500 familias dependen de su trabajo. «Que se nos deje trabajar, estamos en agonía, tenemos las medidas de bioseguridad, decimos en un grito, S.O.S. turismo, necesitamos su apoyo”, afirmó.

Fuente: El Mercurio