La donación de leche materna en el Hospital Regional disminuyó casi a la mitad desde la pandemia

0
715

La emergencia sanitaria ha ocasionado que disminuya la recolección de leche materna en el hospital “Vicente Corral Moscoso”, del Ministerio de Salud Pública (MSP). En los días previos a marzo de 2020, se contaba con hasta 900 litros para abastecer todo el año.

Sin embargo, una vez que arribó la pandemia a la ciudad, ha habido una disminución mensual en un 44 %, según explicó Carolina Andrade, responsable del Banco de Leche. 
La razón de que haya menos donantes se debe al miedo de acudir hasta el establecimiento de salud y contagiarse con el nuevo coronavirus, no obstante, al igual que las otras áreas, se han aplicado las medidas de bioseguridad para cuidar a las personas que llegan hasta el hospital.

“Nuestra finalidad es recolectar la leche materna con la participación de las madres. Con esto aseguramos leche para los recién nacidos. Este año hemos hecho hincapié para informar y explicar la importancia de donar”, dijo Andrade.

Donaciones


No hay alimento que suplante a la leche materna, y por esa misma razón es que se busca de diversas maneras obtener el líquido para almacenarlo y distribuirlo entre los bebés que nacen en el hospital “Vicente Corral”.

En la mayor parte de casos, los infantes que están en las unidades de cuidados intensivos neonatales, separados de sus madres hasta que se recuperen, son quienes reciben la leche donada.

“La leche materna contiene nutrientes e incluso anticuerpos que favorecen el desarrollo del lactante. La lactancia ayuda a disminuir los riesgos de desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, la obesidad. Por eso es necesario la donación”, dijo Andrade.

Opciones


En el hospital hay dos opciones para donar: la primera es acercarse al Banco de Leche, ubicado en el servicio de maternidad. Allí, el personal de salud se encarga de extraer el líquido con las máquinas que se disponen para ese trabajo.

En la segunda opción, el hospital entrega a las madres donantes los frascos esterilizados para que se extraigan la leche en su domicilio, siempre y cuando también se cumplan con las medidas de bioseguridad. 
Para la donación, el banco realiza una entrevista, con la finalidad de conocer si hay contraindicaciones.

También se realizan pruebas a la leche para garantizar su calidad. Y una vez concluido con ello, se distribuye el líquido entre los bebés que lo necesitan.

Fuente: El Mercurio