Con Asociación de clínicas y hospitales privados el IESS acumula deuda que superaría los $ 260 millones

0
198

Si bien la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) llegaron a un acuerdo con respecto a la deuda que mantiene por derivación de pacientes oncológicos existen otros prestadores externos con los que la segunda entidad mantiene valores pendientes.

Según información del IESS, la deuda con los prestadores externos es de $ 589 millones entre 2011 y 2021 y el presupuesto destinado a ellos en 2022 es de $ 213 millones.

El IESS se comprometió con Solca a cancelar aproximadamente $ 140 millones con el reintegro del IVA que haría el Ministerio de Economía y se aplicará un descuento del 10 % en las deudas hasta 2020. Aquello se concretaría en mayo del 2022.

Una deuda de más de $ 5 millones mantiene el IESS con Biodimed y Biodilab, que forman parte de un grupo de empresas de servicios médicos ambulatorios que dan prestaciones al IESS, según su gerente Hugo Vergara.

Estima que mensualmente llegan a sus dependencias más de 10.000 pacientes del Seguro Social, una vez que esa entidad les hace un agendamiento.

Vergara pidió agilidad en esa entidad estatal en la revisión de las liquidaciones, en las auditorías, en la solicitud de las facturas y en el pago porque hay demora en ese proceso. Contó que la semana pasada les pidieron una factura de marzo de 2021.

Esa firma ofrece atención ambulatoria que incluye consulta externa de medicina general y de especialidades, laboratorio clínico para los exámenes que necesite el paciente, procedimientos ambulatorios como endoscopía digestiva, imagen diagnóstica, odontología y farmacia. Ello implica contar con el personal, así como con la infraestructura.

“Estamos en un serio peligro de tener que descontinuar el servicio porque no se puede mantener una operación con una deuda de un año”, mencionó.

Eso, agregó, motiva a recurrir a bancos para endeudarse, aunque agregó que desean mantener el servicio. Desde 2015 son prestadores externos del IESS.

Con la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (Achpe),que agrupa a 66 instituciones, 43 clínicas y hospitales y 23 centros especializados de diálisis en 13 provincias y 20 ciudades, también hay una deuda que data desde el 2009.

Su directora, Ana Delgado, expresó que las acreencias del IESS es con la mayoría de los miembros y han ido subiendo, alcanzando su máximo nivel al 31 de enero de 2022 con más de $ 240 millones, pero hubo un pago entre febrero y marzo de más de $ 16 millones.

Sin embargo, ya hubo atenciones en febrero y marzo de alrededor de $ 44 millones, con lo que la deuda, agregó Delgado, supera los $ 260 millones. Las atenciones del gremio están en cirugías cardiacas, neurocirugías, traumatología e incluso trasplantes, así como a enfermos renales, aunque también cirugías de vesículas o partos.

Delgado mencionó que el IESS pagaba cierto dinero mensualmente, pero se ha ido ralentizando desde 2021, con lo que se pierde liquidez, lo que a su vez provoca que no pueden cancelar a los proveedores de insumos o medicamentos.

La próxima semana habrá una reunión con funcionarios del IESS. Hay algunos afiliados a la asociación que han decidido dejar de ser prestadores de servicios.

“Lo que nosotros no queremos es tener que llegar en un momento dado a decir ya no podemos más”, dijo Delgado. Con el Ministerio de Salud Pública (MSP) existe una deuda que alcanza los $ 94 millones, sin tomar en cuenta atenciones médicas de febrero y marzo.

A Delgado le inquieta que al Ministerio de Economía le compete la entrega de recursos al MSP. La asociación plantea que haya un acuerdo nacional por la sostenibilidad del sistema de salud, donde el Estado se comprometa a entregar los recursos y de haber crisis económica esos dineros se prioricen.

Fuente: El Universo