200 fugitivos han sido recapturados; faltan 20 personas

0
201

La Policía y Fuerzas Armadas lograron recapturar este martes 10 de mayo de 2022 a 200 de las 220 personas que se fugaron el lunes, durante el amotinamiento de la cárcel Bellavista, en Santo Domingo.

Este hecho lo confirmó el Ministerio del Interior, este martes. La actual cifra de recapturados se conoció a las 15:00. Según esa Cartera de Estado, aún falta localizar a 20 fugitivos más.

Tras la huida de los procesados, las fuerzas de orden ejecutaron operativos de búsqueda. Una de las disposiciones fue que personal militar y policial custodien las principales vías de ingreso y salida de Santo Domingo de los Tsáchilas.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, indicó que se desplegaron uniformados a las vías: “Santo Domingo-Alóag, a las Mercedes, a la Concordia, al Carmen y la vía Patricia Pilar- Buena Fe- Quevedo”.

Por ejemplo, tres de los fugitivos, que huyeron durante el motín, fueron capturados en el sector de Tandapi, en el cantón Mejía (Pichincha), este 10 de mayo del 2022.

Según la Policía, las tres personas fueron encontradas dentro de un bus interprovincial con destino Quitumbe, en el sur de Quito. Para localizarlos, los agentes realizaron una verificación de datos de ocupantes de buses, motocicletas y vehículos particulares, que transitaban por ese sector.

Los tres capturados tienen entre 28 y 33 años de edad. Dos de ellos tienen sentencias por violación y el tercero por asesinato.

Según las primeras investigaciones, los tres se habrían fugado del pabellón B de máxima seguridad. “Ellos habrían esperado hasta el amanecer para poder embarcarse en un transporte público, con la finalidad de no ser detectados por las autoridades”, indicó la Policía.

Los tres fugitivos fueron trasladados al Centro de Detención Provisional de Bellavista de Santo Domingo de los Tsáchilas. Además, la Policía indicó que“se mantienen constantes operativos en diferentes sectores del ingreso a los cantones Rumiñahui y Mejía, para evitar el paso de los privados de libertad fugados”.

Fuente: El Comercio