Cuatro detenidos por detonar un cajero en Cuenca

0
219

La Policía Nacional capturó, este martes 31 de mayo del 2022, a cuatro personas sospechosas de detonar y robar un cajero automático. Ese hecho delictivo habría ocurrido en la madrugada de este martes en Cuenca, Azuay.

La Policía, a través de sus redes sociales, publicó un video del operativo de captura. Allí se observa a los detenidos sobre el piso y custodiados por los uniformados.

Los agentes primero allanaron dos inmuebles donde encontraron dos vehículos que estaban reportados como robados. Además, restos del cajero y una parte del dinero que fue identificado por la tinta de la máquina en los billetes.

En ese lugar se detuvo a dos hombres. En la tercera casa hallaron a otra parte del dinero y tres personas fueron puestas a órdenes de las autoridades competentes. En las tres viviendas también encontraron accesorios de carros y electrodomésticos, lo que le hace suponer a la Policía que también se dedicaban al robo de viviendas y de vehículos.

Para sustraer el dinero del cajero automático, primero detonaron su estructura externa. El cajero estaba localizado en la estación de gasolina Challuabamba, en el norte de Cuenca.

Para poder huir del lugar sin ser atrapados, los sospechosos cortaron un árbol, que cayó sobre los dos carriles de la vía Cuenca-Azogues. Además, antes de perpetrar el robo, golpearon a un despachador de combustible.

Moradores del sector aseguran que a las 03:20 de este 31 de mayo del 2022 escucharon dos fuertes ruidos y también escucharon el sonido de un motor de auto que arrancó y se alejó tras los estruendos.

Este caso no es el único que se ha reportado en Cuenca. Por ejemplo, la madrugada del 17 de marzo del 2022, otro cajero fue atacado en el interior de la Universidad del Azuay. El 25 de febrero pasado también se registró otro hecho en la avenida 1 de mayo, en el sur de esa ciudad.

¿Cómo operan las bandas que roban cajeros automáticos?

Agentes que rastrean estos casos conocen que esta modalidad delictiva se originó en Chile, en el 2014. Además, para hacer estallar los cajeros, las bandas utilizan sueldas autógenas, tanques de oxígeno y acetileno, mangueras y batería de autos.

Según las investigaciones, las redes delictivas consiguen estos materiales en ferreterías o locales que venden material industrial.

El objetivo es combinar el oxígeno y acetileno para provocar la detonación. Esta técnica de combinar esos dos gases se la conoce como una “explosión por gas saturado”.

Según Inteligencia de la Policía, las bandas están conformadas entre dos y cinco personas. De hecho, en cada organización hay un experto en manejar esas herramientas y los compuestos químicos.

Fuente: El Comercio