Policía detona caja pegada a un hula hula en Guayaquil

0
71

Una nueva detonación controlada en el país, en menos de 24 horas. Esta vez en Guayaquil, que todavía vive los estragos de la explosión del domingo 14 de agosto que dejó 5 muertos, en el sector del Cristo del Consuelo. El 16 de agosto, un objeto particular llamó la atención de los vecinos de la cooperativa Julio Potes, ubicada en el Guasmo Sur, a primeras horas del día. Era una caja azul pequeña pegada a un hula hula blanco, un aro que se utiliza como juego, para darle vueltas utilizando la cintura.

De inmediato, los vecinos se comunicaron con el ECU 9-1-1 para que la Policía llegara al lugar.  Y tuvo sentido el temor. La caja con el juego descansaba sobre la calle. El temor se apoderó de los vecinos, para quienes, en esa caja, había una bomba que estaba dirigida a niños —que se acercarían a ella por el hula hula— porque se encontraba a pocas cuadras de una escuela. El rumor se extendió por todo el barrio.

La brigada de explosivos del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional llegó al lugar y estableció un perímetro de 80 metros a la redonda del objeto. Ante los hechos que han venido sucediendo desde el domingo 14 de agosto, la Policía no dudó en detonar el objeto de una manera controlada, acción que se puede ver en videos compartidos por redes sociales.

La sospecha sobre si era un explosivo no se ha descartado ya que, hasta el momento, la Policía Nacional no ha emitido ningún comentario.

Sin embargo, extraoficialmente se habla de que sí se trató de un explosivo y que los policías hicieron el levantamiento de los indicios necesarios para determinar qué exactamente había al interior de la caja.

La tarde del 15 de agosto de 2022, la Policía Nacional realizó la detonación controlada de un paquete sospechoso, que estaba en la esquina de Iñaquito y Alonso Pereira, en el centro norte de Quito. Un paquete que causó pánico entre la ciudadanía porque estaba en los exteriores del Complejo Judicial Norte.

Las explosiones, realizadas por la unidad del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía, fueron dos y se escucharon en zonas aledañas, lo que se tradujo en miedo y preocupación para algunos usuarios de redes sociales.

El hecho se dio pocas horas después de que se produjo la explosión en el barrio Cristo del Consuelo, en Guayaquil, que dejó 5 muertos y 17 heridos, este 14 de agosto de 2022.

El paquete era una caja blanca, envuelta en cuerdas y cinta masking. Y se encontraba sobre un coche metálico para transporte de carga o de gas, de color rojo.

Una vez realizadas las detonaciones controladas —regularmente se utiliza el método de contra carga, con el que se detona el objeto de tal forma que se destruyen las ondas expansivas—, la Policía descartó que se tratara de un material explosivo.

Fuente: GK