Conferencia Episcopal envía un mensaje para que Gobierno y grupos sociales no deserten de las mesas de diálogo

0
243

A un día de que el Gobierno nacional y las delegaciones del movimiento indígena cierren con el trabajo de cinco mesas técnicas instaladas tras el paro nacional, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) los exhortó a sostener los diálogos en el caso de no llegar a acuerdos.

Este viernes 9 de septiembre está previsto que las delegaciones del Ejecutivo y del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) den por concluido el trabajo de cinco -de diez- mesas técnicas que se constituyeron el 30 de junio pasado, en cumplimiento del Acta de la paz que declaró el fin de las violentas protestas de 18 días.

Uno de los acuerdos de esa acta es mantener diálogos por 90 días en diez mesas técnicas que traten las diez demandas que originaron el paro.

Ese viernes se cumplirían unos 58 días de conversaciones y se suscribirán las actas finales con acuerdos, desacuerdos o temas pendientes que dejen las mesas de Focalización de subsidios a los combustibles; Banca pública y privada; Fomento productivo; Control de precios de productos de primera necesidad; y, Energía y recursos naturales.

Previo a ese momento, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, garante de este proceso, se pronunció este 7 de septiembre e hizo un llamado a las partes para mantener las mesas y evitar hechos como los ocurridos en junio.

“Exhortamos al Gobierno nacional y a las organizaciones indígenas y sociales a valorar el camino recorrido hasta ahora; a continuar con el diálogo como único camino sensato y práctico para resolver los grandes conflictos y demandas históricas de los ecuatorianos, especialmente de los excluidos y empobrecidos”, reza un comunicado oficial.

Además, se comprometen a seguir “facilitando el diálogo, acompañando en las mesas técnicas e informando los resultados de este proceso”.

Como parte de esta declaración pública, monseñor Luis Cabrera, presidente de la Conferencia, exaltó el trabajo que ha perdurado en estos dos meses y medio, en que lo importante será que se llegue a acuerdos.

Además, descartó que alguna de las delegaciones, tanto del Gobierno como de las organizaciones sociales, les hayan informado de una posible intención de retirarse de los grupos de trabajo.

Monseñor Alfredo Espinoza, arzobispo de Quito, recordó que esta tarea tiene como objetivo evitar un nuevo paro nacional por lo que apeló a las dos partes a que mantengan “su palabra” de continuar con las conversaciones hasta completar los 90 días e incluso, de forma permanente.

“Mirarnos cara a cara, dialogar y escucharnos. Llegar a acuerdos o decir esto queda pendiente. Es un mensaje de esperanza. Tenemos la esperanza por el bien del país de que el proceso debe continuar y debe terminar”, refirió Espinoza.

El rector de la Universidad Católica del Ecuador, Fernando Ponce, parte interventora de la CEE, explicó que este jueves habrá una reunión entre las dos delegaciones para elaborar los textos de las actas finales y la agenda para la instalación de las cinco mesas restantes que arrancaría el 12 de septiembre.

Destacó que como parte garante han aplicado estrategias de facilitación y mediación, con lo que se creó por ejemplo, una subcomisión técnica que analice la focalización de los subsidios a los combustibles, que es uno los temas álgidos sobre los que el Gobierno e indígenas no han llegado a conclusiones.

Samuel Lema, dirigente de la Feine, refirió que no hubo acuerdos respecto del control de precios, pues el régimen les había entregado un documento en el que se les informa que no se podrá fijar precios de 44 productos de primera necesidad.

En fomento productivo vio positiva la conformación de una comisión que analice los acuerdos comerciales con otros países, como los tratados de libre comercio, para evitar afectar a los pequeños y medianos productores y campesinos.

En materia de energía y recursos naturales, Lema mencionó como un posible consenso que se declare una moratoria a la explotación minera y petrolera, así como que se ejecute una auditoría a las concesiones.

En cuanto a focalización de subsidios a los combustibles han visto apertura del Gobierno, aunque no se mencionó cuáles serían los primeros consensos.

Respecto de la condonación de deudas en la banca pública, Lema recordó que aún está pendiente que se aumente el valor a los $ 10.000, pues en la actualidad está vigente por los $ 3.000. “Solo hace falta la voluntad de parte del Gobierno para que se emita el decreto ejecutivo que condone las deudas por ese monto”, afirmó Lema.

Gary Espinosa, presidente de la Fenocin, subrayó que permanecerán en las mesas hasta completar los 90 días estipulados en el acta de la paz.

“Decir que no hay avances es estar a espaldas de todo esto. Por ejemplo, se consiguió los 15 centavos de reducción a los precios de los combustibles”, recordó el dirigente esmeraldeño.

No obstante, adelantó que insistirá al Gobierno que en la condonación de las deudas en la banca pública se incluya por ejemplo, al Banco Nacional de Fomento, ya que serían 80.000 familias las que están a la espera de acogerse a este beneficio.

La Conferencia Episcopal recordó la metodología que se ha aplicado en la instalación de las cinco primeras mesas de trabajo, en las que está permitido llegar a acuerdos, a desacuerdos y exponer los temas pendientes.

Las siguientes cinco mesas que deben instalarse son las de Derechos colectivos; Seguridad ciudadana; Salud; Educación; y, Empleo.

Fuente: El Universo