Ministerio de Salud evita referirse al fallecimiento de niños con cáncer y pacientes renales

0
498

Más allá de un comunicado en el que se afirma que más de 6 000 niños y adolescentes con cáncer son atendidos en sanatorios de la Red Pública Integral de Salud, el Ministerio de Salud (MSP) y su titular, José Ruales, han evitado dar detalles sobre el caso expuesto por la Fiscalía General del Estado (FGE) este jueves 8 de septiembre.

Esta última institución informó ayer que «inició de oficio una investigación por el presunto fallecimiento de niños con cáncer y pacientes renales» y que indaga una «supuesta desatención del servicio de salud en Guayaquil».

Según la Asociación de Padres de Niños y Adolescentes con Cáncer (APNACC), una organización con sede en el Puerto Principal, pero que también registra información de pacientes de otras ciudades y provincias, 82 menores han fallecido a nivel nacional, en los últimos 15 meses, por la falta de tratamiento oncológico en hospitales públicos.

Sin embargo, por los datos expuestos por el mismo MSP, sospechan que podrían ser más los infantes y adolescentes muertos por la deficiente atención médica en los sanatorios.

«Creemos que la cifra puede ser mucho mayor», indicó a Ecuavisa.com Rafael Palacios, presidente de la APNACC.

El Gobierno Nacional sostiene que en los hospitales del MSP, desde enero de 2021 hasta agosto de 2022, se ha brindado atención médica a 2 026 niños, niñas y adolescentes que padecen cáncer.

A esta cifra se suman otros 3 975 pacientes pediátricos «que fueron derivados a la Red Pública Integral de Salud para tratamiento oncológico».

El régimen añade que se han destinado en los dos últimos años 186 millones de dólares para atender a estos pacientes, y otros 30 millones más para la dotación de medicamentos oncológicos.

Palacios pide a la Fiscalía que indague sobre esos 6 000 pacientes y recalca que el MSP solo cuenta con dos hospitales de tercer nivel para atender a pacientes oncopediátricos: el Francisco Icaza Bustamante, en Guayaquil, y el Baca Ortiz, en Quito.

Añade que el problema de la falta de medicinas y las terapias deficientes para menores con cáncer inició durante el Gobierno de Lenín Moreno, no obstante, la situación se agudizó durante la Administración de Guillermo Lasso.

El Gobierno sostiene que alrededor de 6 000 menores con cáncer han sido atendidos en 20 meses. ( Pixabay )

A los pacientes con cáncer se suman los pacientes con enfermedades renales, quienes también han padecido y constantemente han protestado por la falta de medicamentos en los hospitales públicos del Puerto Principal, donde tienen que cumplir sus tratamientos.

Dora García, presidenta de la asociación de pacientes renales Caminando hacia la Luz, aseveró que las personas que necesitan diálisis sí estaban recibiendo su tratamiento esta semana en los hospitales del IESS, del Puerto Principal.

La atención que reciben en estos días surge luego de una ola de denuncias y quejas en redes sociales, la semana pasada.

García teme que en pocos días la situación vuelva a caotizarse por la falta de fármacos.

«La semana pasada tuvimos que apoyar a un niño con un catéter porque necesitaba realizarse una diálsis y no había catéter en el hospital Roberto Icaza Bustamante», dijo García, quien, en general, resume la situación de los pacientes con enfermedades renales como «crítica».

Este caso se enmarcaría como un presunto delito de desatención del servicio de salud, tipificado en el artículo 218 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). La norma sanciona hasta con 16 años de prisión a quienes incurren en este delito.

Fuente: Ecuavisa