Casos de viruela del mono en Ecuador suben a 93

0
1565

En una semana, Ecuador registró 25 nuevos casos de viruela del mono y el total de infecciones subió a 93, según informó el Ministerio de Salud Pública (MSP) este 23 de septiembre de 2022.

El MSP detalló que de los 93 pacientes, 25 recibieron el alta y otros 189 contactos están en el cerco epidemiológico.

Las provincias con mayor número de casos son Guayas, con 37; Pichincha, con 25; y Azuay, con 16. Después está El Oro, con cuatro; y Santa Elena, Tungurahua e Imbabura, con dos cada una.

Las provincias de Cañar, Los Ríos, Zamora Chinchipe, Manabí y Loja registran un caso, respectivamente.

La información del Ministerio de Salud no se refirió al estado de salud de los pacientes o si alguno se encuentra hospitalizado.

Sin aumento exponencial

El 3 de septiembre, durante la presentación del informe epidemiológico, el titular de Salud, José Ruales, explicó que si bien los casos de viruela del mono en el Ecuador han subido, no lo han hecho de manera exponencial como ocurrió hasta la semana epidemiológica 33.

El 23 de agosto, por ejemplo, los contagios se ubicaron en 35, más del doble que dos semanas atrás, cuando se registraron 16 pacientes.

De allí, en una semana las infecciones subieron a 51, es decir 16 más, mientras que el 6 de septiembre las autoridades sanitarias confirmaron que el total ascendió a 59.

«La curva se estabilizó y en las dos últimas semanas se registraron ocho y nueve casos», dijo Ruales y agregó que ese comportamiento refleja lo que sucede en países como Estados Unidos, Brasil o Perú, en donde se observa una reducción de casos.

A nivel de las Américas, según los casos positivos, Ecuador es onceavo por debajo de Argentina, Puerto Rico y Bolivia.

Recomendaciones

Para evitar contagios, el MSP recomienda el lavado desinfección permanente de manos, así como el uso de mascarilla en sitios de mayor concurrencia.

Además, si presenta síntomas relacionados con la enfermedad, debe acudir al establecimiento de salud más cercano portando el cubreboca.

Fuente: El Comercio