Tranvía cumple nuevo recorrido con autoridades a bordo

El tranvía recorrió desde la avenida México hasta el Parque Industrial a velocidad comercial.

0
670

Desde las 10:00 del jueves 13 de diciembre, una de las unidades del tranvía cumplió una recorrido de prueba al que asistieron el alcalde Marcelo Cabrera y el ministro de Obras Públicas y Transporte, Aurelio Hidalgo.

El trayecto inició en el patio taller ubicado en la avenida México y continuó por la Avenida de las Américas con dirección al Centro Histórico de Cuenca. La última parada fue el Parque Industrial, para luego retornar hacia donde inició el recorrido.

La circulación de la unidad tranviaria se cumplió a velocidad comercial, es decir entre 40 y 50 kilómetros en las avenidas y 20 kilómetros en el centro. Además los pasajeros pudieron verificar el funcionamiento del sistema luminoso de tráfico, la alimentación eléctrica en el centro, y otros aspectos técnicos.

Otra novedad que se conoció durante la jornada es que los primeros conductores que fueron seleccionados iniciaron, con el recorrido cumplido, sus pruebas prácticas para familiarizarse con la conducción del tranvía.

Jaime Guzmán, director del Proyecto Tranvía, explicó que tras la capacitación teórica que recibieron los conductores ahora deben cumplir con el periodo de prácticas. Todo este proceso es dirigido por el personal de la empresa Metropolitano de Tenerife.

Al concluir el recorrido, las autoridades ofrecieron una rueda de prensa en la que el alcalde Marcelo Cabrera informó que los plazos se están cumpliendo según el cronograma establecido. “Está en marcha el proceso de recepción provisional y en los últimos días de diciembre iniciará la marcha en blanco del tranvía”.

El ministro de Obras Públicas y Transporte mostró su satisfacción con el funcionamiento de la obra y reiteró el aporte del Gobierno Nacional al proyecto. “El apoyo económico ha sido del 80 por ciento del total de la inversión y se lo hemos cumplido. Tendremos que dialogar con el Alcalde para analizar algunos parámetros ya que la obra tiene un retraso real de dos años”. (I)

Fuente: El Tiempo