En Cuenca se aseguran los servicios básicos

0
1257

La recolección de basura en los horarios determinados, el agua potable, la energía eléctrica y la dotación de alimentos de primera necesidad y de medicinas permanecen activados en la ciudad pese a la paralización que se mantiene para evitar la propagación del coronavirus.

Una oración marcó la jornada de labores de los trabajadores de la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, en medio de la crisis sanitaria que afronta el país.

Un traje naranja, mascarilla y guantes prevalecían desde tempranas horas en la planta de operaciones de la empresa donde laboran más de 150 personas que a diario mantienen limpia la ciudad.

Preparándose para sus funciones de recolección de desechos se encontraba Félix López, uno de los héroes sin capa que dejó en resguardo a su familia, mientras él cumplía su labor.

Con un semblante de preocupación por la compleja situación que atraviesa la ciudad y el país, López agrupó todas sus ganas para emprender su recorrido por la ciudad.

“La mejor acción que pueden hacer los cuencanos es quedarse en casa; nosotros cumplimos con el aseo de la ciudad”, señaló mientras se colocaba los guantes luego de orar.

Solicitó además que la ciudadanía colabore con el buen manejo de los desechos. “Deben sacar la basura dos horas antes del horario habitual ya que ahora nos toma menos tiempo en llegar a los destinos establecidos”, recomendó.

Lo más importante para López y sus compañeros es que la ciudadanía haga el buen uso de las fundas de recolección para evitar que ellos se expongan a peligros de enfermedades.

La gerente de la EMAC, Dora Ordóñez quien mantuvo reunión con la Coordinación Zonal de Salud 6, indicó que en el encuentro se trataron medidas preventivas y cómo debe realizar el personal de la empresa la recolección adecuada de los desechos sólidos ante la emergencia sanitaria.

Sostuvo que todos los desechos sólidos que provienen de las personas detectadas con coronavirus y aisladas por la entidad de Salud están siendo tratados de forma diferenciada para evitar la expansión y contagio de la pandemia.

Sugirió que las personas que se encuentran aisladas deberán colocar la basura en la funda negra y cerrarla correctamente para que el personal de la EMAC pueda retirarla.

Detalló que las empresas, al no laborar, no generan el mismo número de desechos, sin embargo en los hogares podría duplicarse por lo que se tienen las previsiones necesarias en el relleno de desechos de Pichacay.

El alcalde Pedro Palacios dio a conocer que todos los servicios básicos se mantienen y se aseguran para todos los cuencanos.

“Ellos están salvando vidas, han emprendido su labor exponiendo su salud propia, pero tienen todas seguridades con los implementos, pero se pide a la ciudadanía un mayor control”, sostuvo.

De momento, según Palacios se está evaluando una reducción de los horarios y rutas debido a que se generan menos residuos por la no operación de las empresas grandes.

Mercados
En cuanto a la dotación de alimentos, los mercados de la ciudad se encuentran activados con las precauciones del caso.

Doña Rosa, de 52 años, labora en el mercado Veintisiete de Febrero y señaló que debe trabajar porque “de esto vivo y no quiero que los productos se dañen, pese a que la gente lleva de a poco”.

En cuanto al servicio del gas doméstico, la Intendencia de Policía y la Agencia de Regulación y Control del Gas licuado de petróleo mantienen los recorridos en las distribuidoras para evitar que se genere desabastecimiento.

Se apertura un banco de alimentos para grupos vulnerables

Un total de 7.000 kits de alimentos que ya cuentan con un banco de alimentos serán entregados a los grupos de atención prioritaria con estrategia de puerta a puerta.
El alcalde Pedro Palacios anunció que estos serán entregados durante el fin de semana, bajo esta modalidad.
“Es decir, las personas no tendrán que salir de sus hogares para recibir estos kits, personal de Acción Social Municipal en conjunto con el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES, se encargarán de hacer las entregas”.
Iván Granda, ministro del MIES, explicó que la canalización para la distribución se hará a través de las autoridades locales, quienes identificarán las familias de atención prioritaria de cada sector.

“A nivel de nacional contamos con 245.000 kits de alimentos para la distribución, coordinado con la empresa privada y gobiernos locales apoyados por las Fuerzas Armadas”.
Además llegarán 10.000 mascarillas para el Azuay y que sean distribuidas a las familias que lo necesiten.

Fuente: El Tiempo