Hay que reposicionar la imagen del Ecuador en el mundo trastocada por el impacto del COVID-19

0
418

La marca país turística ha sido trastocada por la pandemia del COVID-19, indica Eduardo Reinoso, experto en neurociencia aplicada a los negocios, por lo que el primer paso es relanzar la imagen nacional a nivel internacional.

“Hay que reposicionar, cambiar la imagen que tiene la gente en la mente asociada a una emoción negativa que detona el miedo en cualquier persona que quiera venir por la idea de que no hay recursos, como si estuviéramos abandonados. Nadie quiere correr el riesgo de visitar un país donde no se tenga lo más básico, peor en estos momentos de peligro de contagio por el COVID-19”, asegura.

Reinoso, CEO de Profits Consulting Group, recomienda el trabajo en clúster (red de negocios): “La situación supera los recursos humanos que puedan existir en el sector, la única forma es forjando alianzas entre las empresas turísticas y sus gremios con las entidades estatales, desde el Gobierno central hasta los municipios”.

Los viajes, indica, se hacen por tres razones. Cuando se visita a familiares, por negocios o placer, entonces la gente se abstiene de vacacionar porque no es algo elemental y pues porque no quiere poner en peligro a sus seres queridos. “En los negocios también ya no serán tan necesarios con el trabajo virtual. Los viajes caerán y se recuperarán más rápido los países que den señales en temas de seguridad y generen confianza en los visitantes”, asegura.

Según la pirámide psicológicas de necesidades, la gente ya no está buscando la gran experiencia, la autorrealización o sentirse parte de algo. “Todos están en la base, se han democratizado los problemas y lo único que buscan es sobrevivencia y seguridad, nos hemos vuelto un ser humano mucho más básico. No estamos buscando lujos o lo que el mundo nos había vendido como muy placentero”.

El retroceso en temas de turismo es de unos 15 años respecto a los flujos de viajeros en el mundo.

Fuente: El Universo