11.000 cuencanos perdieron su empleo en 60 días

0
906

Un grupo de extrabajadores de una de las empresas de la ciudad efectuaron ayer un plantón en la glorieta del Parque Calderón para exigir una mejor liquidación, ellos son parte de los 11.000 cuencanos que perdieron su empleo en los últimos 60 días.

La cifra es registrada por la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca (CIPEM) que precisa de una recuperación económica sin tropiezos para garantizar que no se pierdan más plazas de trabajo en los próximos meses.

A nivel nacional, el número de desempleados es de 180.852 personas según el ministro de Trabajo, Luis Poveda, quien detalla que al menos 7.000 ecuatorianos perdieron su empleo durante la última semana.

Lo dijo en su comparecencia ante la Comisión de Derechos de Trabajadores de la Asamblea Nacional, entidad que busca poner un freno a los despidos por caso fortuito o fuerza mayor, que dejan sin una liquidación justa a los exempleados.

Panorama

El presidente ejecutivo de la CIPEM, Andrés Robalino, explica que si bien la ciudad ha pasado al semáforo amarillo y con ello las actividades productivas se han reactivado, aún queda camino por recorrer.

Explica que con una producción al 50 % de su capacidad, y una “demanda reprimida” por el temor a nuevos brotes de coronavirus que obliguen a regresar al confinamiento, el panorama económico en el futuro inmediato no es el mejor.

La CIPEM apunta hacia dos frentes, el primero la reactivación de la economía local mediante un impulso a las empresas y el segundo la contención del virus para superar la pandemia.

En el primer objetivo la Cámara indica que se busca financiamiento blando desde la banca pública y privada, a la par que se fortalece las herramientas tecnológicas para la venta en línea y la promoción de emprendimientos.

“Esperamos iniciar el último lunes de junio, creemos que mientras más aportemos a detener el virus, más rápido podremos reactivar la economía, al menos hasta que haya una vacuna que nos permita regresar a la normalidad” indica Robalino.

Para la contención del virus, el sector productivo de la ciudad, que integra a la CIPEM, la Cámara de Comercio y la Cámara de la Pequeña Industria, esperan aplicar un testeo masivo con pruebas de alta calidad en los próximos días.

Fuente: El Mercurio