La capacidad hospitalaria colapsa en Cuenca por indisciplina

0
525

Las aglomeraciones, la ingesta de licor en las celebraciones de hasta 25 personas, la indisciplina ciudadana del no uso de mascarilla provocan que Cuenca colapse en su capacidad hospitalaria de atención a pacientes con covid-19.

Esta situación preocupa a las autoridades municipales y de salud, pues en los últimos días han tenido que trasladar a pacientes a otras unidades médicas, denominadas centinelas, como el hospital Homero Castanier de Azogues, provincia de Cañar.

Julio Molina, coordinador zonal de Salud, explicó que la ciudad se prepara para un escenario bastante dramático, pero sugiere que para que esto no suceda se está fortaleciendo la atención en triajes, visitas a domicilio, contención comunitaria y mejoras en los hospitales de Morona Santiago para evitar derivaciones a Cuenca.

Aunque los esfuerzos no sirven de nada, si la ciudadanía no toma consciencia de la situación, argumenta el coordinador zonal de Salud.

El especialista médico detalla que en el hospital Vicente Corral Moscoso hay 200 camas de hospitalización; de ellas, 70 están disponibles para pacientes que requieren cuidados intermedios, mientras que 10 están libres, por lo que serán convertidas en unidades de cuidado intensivo UCI. Además, hay 23 camas UCI; de ellas, 20 tienen respiradores y las otras cuentan con ventiladores descartables que pueden ayudar a solventar las necesidades de pacientes críticos.

El hospital Homero Castanier, en la unidad de cuidados intensivos, según el director de esa casa de salud en Azogues, Byron Tello, hay ocho camas UCI con ventiladores: “La capacidad total del hospital para covid-19 es de 30 camas, incluidos los ocho puntos de cuidados intensivos, 22 son de tratamiento de hospitalización”.

Fuente: El Tiempo