El recorte de las asignaciones gubernamentales disminuye en un 33 % el presupuesto de la Prefectura del Azuay

0
537

La proforma del Gobierno Provincial del Azuay disminuye de 36,2 a 24,3 millones de dólares para el 2021, debido a los recortes presupuestarios del Ministerio de Finanzas.
 El GAD Provincial dejará de percibir alrededor de 11,8 millones de dólares que equivale a una reducción del 33 % de los recursos que el Gobierno Nacional transfiere por concepto del modelo de equidad territorial.

La prefecta Cecilia Méndez cataloga como “grave” para la provincia esta disminución económica, siendo una de las más drásticas que realiza el Ministerio de Finanzas en relación a otros gobiernos provinciales del país que registran recortes de cerca de cinco y seis millones de dólares. La autoridad llama a un trabajo mancomunado entre las autoridades azuayas.

“La reducción de 11,8 millones de dólares se debe a que la administración provincial registra ocho millones de no ejecución presupuestaria en 2019, dos millones que nos retienen por habernos pagado de más en los años 2018 y 2019, y 1,8 millones de dólares por la imposibilidad del Estado de sostener la economía afectada por la crisis del COVID-19”, explica Méndez.

Reacciones

En sesión extraordinaria se informó el pasado lunes sobre la reducción presupuestaria a los integrantes de la Cámara Provincial, quienes con el respaldo de la Asociación de Municipalidades del Azuay (AMA) hicieron público ayer un manifiesto en rechazo a los recortes del Ministerio de Finanzas.

El manifiesto señala: “El Consejo Provincial del Azuay ha decidido rechazar categóricamente esta situación y apelar a la sensibilidad del Gobierno sobre este recorte que afecta los intereses del pueblo azuayo, incidiendo negativamente en la realización de los proyectos y programas de inversión en la provincia”.

Para el alcalde de San Fernando, Claudio Loja, miembro de la Cámara Provincial y presidente de la AMA, con el recorte presupuestario al Gobierno Provincial se pone en riesgo la ejecución de obras, “si con los recursos que tenía la institución no se cubrían las necesidades de los cantones y parroquias, peor ahora, con el recorte del Ministerio”.

Plantea acciones inmediatas como diálogos permanentes entre las autoridades de la provincia dejando a un lado las diferencias políticas, considerando que a los municipios y juntas parroquiales también les reducen los presupuestos.

De su lado, el alcalde de Gualaceo, Gustavo Vera, también integrante de la Cámara Provincial del Azuay, señala que se requieren mesas de diálogo para evitar esta reducción injusta, “pues Azuay es una de las primeras provincias del país que aporta con recursos tributarios”.

“La disminución del presupuesto provincial afecta nuestras aspiraciones de mejorar la vialidad, riego y producción de la provincia (…) Gualaceo, por ejemplo, lleva 16 años sin recibir una atención adecuada del Gobierno Provincial”, afirma Vera.

Fuente: El Mercurio