Manolo Solís, Presidente de la Cámara de Transporte de Cuenca: «Estamos en quiebra»

0
778

Manolo Solís, Presidente de la Cámara de Transporte de Cuenca fue entrevistado en radio La Voz del Tomebamba para referirse a la difícil situación para los buses urbanos de la ciudad de Cuenca.

Debido a la imposibilidad de seguir operando se reduce en número de unidades del servicio de transporte público urbano. La medida será progresiva y es por fuerza mayor, aseguró Manolo Solís.

La disminución inició el miércoles con la reducción de las frecuencias de recorridos, y en caso de no resolverse su situación, la urbe podría quedar sin el servicio, advirtió el dirigente.

Los vehículos irán guardándose en los garajes, puesto que los costos del mantenimiento son superiores a los ingresos. Debido a las medidas de prevención contra la pandemia, el límite del aforo con que tienen que circular, es del 75 por ciento de los 90 pasajeros de la capacidad total de las unidades. Sin embrago, en ciertas horas si siquiera se llega a los diez pasajeros por recorrido, señaló Solís.

A los problemas descritos se suma que los conductores de estas unidades no han sido considerados para la vacunación, aunque ellos se consideran vulnerables ante el contacto con los pasajeros, sostuvo el presidente del gremio que agrupa a 475 afiliados.

Piden que la Municipalidad de Cuenca analice un sustento tarifario, que no significa un incremento en las tarifa del pasaje que es del 30 centavos de dólar. Es decir, una bonificación o un subsidio, como consta el artículo 4 de la Ordenanza Municipal pertinente y, que garantiza el equilibrio económico, adujo Solís.

“Tendríamos que ir disminuyendo el número de unidades de servicio en la ciudad, porque el gasto operativo ha superado al costo financiero. Por eso es que hacemos el llamado al señor Alcalde para que se llame al Concejo Cantonal para que nos puedan resolver este tema”, indicó.

Citó el dirigente que las unidades desde el 2019 fueron renovadas en su totalidad, lo que generó una deuda bancaria de cerca de 60 millones de dólares, pero, como están la situación, el gremio se halla al borde de la quiebra.

Para este viernes 23 de abril, se retirarán de circulación unas cinco unidades. El lunes 26 de abril, serán otros cinco buses que no prestarán el servicio, y así paulatinamente concluyó el presidente de la Cámara de Transporte de Cuenca.