Sector turístico local tiene pérdidas millonarias

0
647

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados durante el mes de confinamiento con pérdidas millonarias en la ciudad, pero a más de esto, hay unos 25.000 empleos, directos e indirectos, en peligro de perderse.

El cierre de las fronteras, la prohibición de vuelos, a más de las medidas de aislamiento en países de Europa y Estados Unidos, hizo que cayera el turismo internacional, en el que se estaban enfocando en Cuenca, por lo que a nivel local hay pérdidas de 6’000.000 de dólares.

El presidente de la Cámara de Turismo del Azuay, Patricio Miller, asegura que las pérdidas son alarmantes y que el sector jamás había vivido un crisis similar. Recordó que son 3.500 las empresas dedicadas al turismo como hoteles, restaurantes, bares, agencias turísticas y de viajes y, por lo menos, el 90 por ciento son pequeñas, medianas empresas y emprendimientos familiares.

El mayor problema, después de un mes de cierre es la falta de liquidez por lo que solicitan al gobierno local, nacional y a los bancos créditos de emergencia con tasas de intereses no mayores al cuatro por ciento.

“Y que nos den unos seis meses de gracia”, propone Miller, pues este sector productivo en particular será uno de los últimos en recuperarse.
Para Miller llegó el momento para reinventar la manera de hacer turismo, estaban muy enfocados en los extranjeros, pero los viajeros de otras nacionalidades tal vez puedan regresar a finales de año o cuando se tenga la vacuna contra el covid-19, mientras tanto deberán enfocarse en turistas locales.

“Al pasar la pandemia muchas personas de la ciudad o de otras provincias quieren viajar a diferentes lugares del Azuay y ahí nos enfocaremos”, dijo Miller.


También pidió flexibilidad para poder diferir el pago de IESS, SRI y una reforma laboral para poder mantener los empleos con la que el Ministerio del Trabajo está de acuerdo y defiende por la emergencia, como la creación de un nuevo contrato especial, la reducción excepcional de la jornada laboral y la administración de las vacaciones a los empleados.

Durante el año 2019 los ingresos por el sector turístico en el país fueron de 1.800 millones de dólares y fue la tercera industria más productiva, aseguró Miller.

Por otra parte, el presidente de la Asociación Hotelera del Azuay, Juan Pablo Vanegas, asegura que ya se están preparando para reactivar los hoteles, cuando el Gobierno decida la reactivación productiva.

“El 95 por ciento de los hoteles están cerrados y esto afecta la economía, el área laboral, no se percibe nada. El cinco por ciento de los hoteles que están abiertos están con muy pocas personas y se han tenido que negociar tarifas más económicas para que los huéspedes puedan permanecer durante un tiempo prolongado”, explicó Vanegas.

En cuanto al turismo, el presidente de la Asociación Hotelera del Azuay cree que se reactivará al final de la crisis, por lo que han generado reuniones entre las asociaciones, Cámara de Turismo, asociación de bares y restaurantes, para capacitar a los empleados en cuanto a protocolos de bioseguridad.

“Queremos generar confianza en los usuarios, que sepan que pueden venir a nuestros locales”, explicó. Al tiempo que se están programando para bajar el aforo en los salones.

Esta semana iniciarán los talleres de protocolo para la atención de los clientes, para precautelar la salud de los usuarios y de los empleados.
Mientras que el vicepresidente de la misma asociación, Juan Pablo Vintimilla, agregó que se están trabajando en la implementación de normas para el distanciamiento social, higiene y salud: “Ya nuestros estándares sanitarios eran muy altos, pero ahora se tendrán que triplicar”.

Están implementando como normativa el uso de trajes de bioseguridad, guantes, mascarillas, entre otros. Ya están estas medidas en una propuesta, siguiendo las normativas del la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, ARCSA.
Los hoteles con servicio de restaurante se han enfocado en el servicio de comida a domicilio durante la emergencia sanitaria, para enfrentar la crisis.

El sector turístico es uno de los más afectados por la crisis que ha generado a nivel mundial el coronavirus covid-19 y por ello, el Gobierno trabaja en una serie de incentivos para su recuperación.
El viceministro del Ramo, Ricardo Zambrano manifestó que al momento se trabaja en una fase de cuantificación de las pérdidas.

Fuente: El Tiempo