Esta Semana Santa no habrá actos, procesiones, ni visita a las iglesias; las misas serán restringidas

0
350

La Arquidiócesis de Cuenca anunció que debido a la pandemia de la Covid-19 las celebraciones religiosas correspondientes a la Semana Santa, que inició el último domingo, se cumplirán con varias restricciones.

Por ejemplo, el Jueves Santo, en la Catedral de la Inmaculada Concepción se cumplirá la Misa Crismal. Será desde las 09:00.

A este encuentro, como de costumbre, ha sido convocado todo el clero de Cuenca y también estarán algunos representantes de las comunidades parroquiales y eclesiásticas. El aforo máximo será del 30%.

Este mismo día, a las 19:00, será la Misa de la Cena del Señor, y de acuerdo con lo que ha dispuesto la Arquidiócesis de Cuenca se podrán hacer dos eucaristías, siempre que la necesidad así lo amerite.

Asimismo, se omitirán actos como el lavatorio de pies, la procesión y el monumento al Santísimo. Igualmente, en Cuenca no habrá la visita tradicional de las Siete Iglesias.

El Viernes Santo, desde las 10:00, será la celebración de las Siete Palabras, y este año se suspende el rezo del Viacrucis por las calles, procesión o cualquier actividad de concentración masiva.

En la liturgia de Adoración a la Cruz, el gesto del beso a la Cruz, queda reservado al celebrante y se omite para el pueblo. En su lugar puede hacerse un momento de silencio, con una inclinación profunda, desde los puestos.

A las 15:00 será la Celebración de la Pasión del Señor y a las 19:00 un viacrusis, que será transmitido por radio Católica y algunas redes sociales. No será presencial.

Actos como el descendimiento, procesión con el Santo Sepulcro, procesiones penitenciales y Sermón de las Siete palabras, al ser tradiciones que aglomeran mucha gente, quedan también suspendidas.

El Sábado Santo, para la Vigilia Pascual, de acuerdo con la Arquidiócesis de Cuenca, es recomendable que, por las restricciones del tránsito vehicular, las celebraciones en las parroquias se realicen a las 19:00.

Este día desde las 10:00 será la Soledad de María, después de lo que se cerrará la Catedral de la Inmaculada Concepción hasta la Vigilia Pascual, que está prevista para las 19:00.

Las autoridades eclesiásticas hicieron un llamado para que en todos los templos se cumpla con la capacidad máxima del 30%, que haya alcohol o desinfectante al ingreso, y que se tome la temperatura a los asistentes.

De igual manera, sin excepción alguna, que se exija que todos usen mascarilla tal como lo dispone el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) a nivel nacional.

Plan de contingencia

“Debemos vivir nuestra fe cuidándonos mutuamente, observando todas las medidas que se han dado para este caso…”, dijo Marcos Pérez Caicedo, monseñor y arzobispo de Cuenca.
Indicó asimismo que la Iglesia Católica ha tenido reuniones con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional y ratificó el cumplimiento de las normas de bioseguridad en las celebraciones religiosas.

“Este año no hay procesiones, se ha evitado justamente este tipo de concentración para que la gente se cuide y cuide su salud, y hasta ahora se ha estado observando todo ese plan para contener el avance de la pandemia…” agregó.

Fuente: El Mercurio