Representante del Frente Cívico Cuencano: “Debería elaborarse una disposición transitoria hasta que preparen una nueva propuesta y no entre en vigencia la ordenanza actual”

0
817

En una entrevista con radio La Voz del Tomebamba, Carlos Orellana, representante del Frente Cívico Cuencano y ex concejal rural de Cuenca manifestó que los sectores rurales de Cuenca en contra de la Ordenanza de Control para el Uso de Suelo Urbano, Suelo Rural y Suelo de Expansión Urbana de Cuenca.

Luego de dos años de debates y seis sesiones, el pasado 23 de abril el Concejo Cantonal aprobó la Ordenanza de Control para el Suelo Urbano, Suelo Rural y Suelo Rural de Expansión Urbana del cantón Cuenca. Sustituyendo a la ordenanza sustituye a la que regía desde el año de 1995. Con la ordenanza, los montos de las multas aumentarán considerablemente para las personas que no acaten con lo dispuesto en la Ley a través de dos tipos de infracciones: leves y graves.

El rechazo a la Ordenanza de Control de Uso y Ocupación del Suelo aprobada por el Concejo Cantonal de Cuenca ha provocado la conformación del denominado “Frente Cívico Cuencano”, integrado por ciudadanos de diferentes profesiones. Varios voceros del frente sostienen que dicha ordenanza es “inconstitucional, discriminatoria y recaudatoria”. Dicha ordenanza que ya se encuentra en vigencia y ha sido cuestionada por las multas altas que establece.

Orellana manifestó que se han sumado líderes barriales, jefes sindicales, los 21 GADs parroquiales de Cuenca y varios profesionales para aportar con la construcción de esta ordenanza. Asimismo comentó que las multas y sanciones son incompatibles con la realidad rural y que vulneran el principio de proporcionalidad, que establece el artículo 76.6 de la Constitución.

Entre los principales argumentos se destaca que la Ordenanza no debió ser expedida, sin que previamente exista un plan de uso y gestión del suelo. “Es una protesta pero con propuesta, es decir, hay todo un equipo de profesionales y de personas que están dispuestas a apoyar en la construcción de una ordenanza que realmente permita el control de la ciudad”, dijo.

Además el representante cívico indicó que esta ordenanza se aprobó sin la participación ciudadana y que la socialización se limitó a informar lo decidido con anterioridad. “Lo que el señor Alcalde ha pretendido en estos días es invitar a procesos de socialización, sin la posibilidad de incidir en la política pública, es decir, la socialización resulta una imposición de lo que debatieron a espaldas de la ciudadanía sin considerar al sector rural”, expresó Orellana.

“Primeramente el señor Alcalde debería convocar a Sesión del Concejo Cantonal, considerando que existen 11 de los 15 concejales a favor de una reforma, debería elaborarse una disposición transitoria hasta que preparen una nueva propuesta ordenanza y no entre en vigencia la ordenanza actual”, dijo Orellana con el objetivo de ganar tiempo para construir esta nueva propuesta con nuevas herramientas técnicas de planificación y los nuevos usos de ocupación de suelo que permita conseguir un consenso.

“Lamentablemente cada vez que tenemos un nuevo Alcalde se desconoce el pasado y este cree que está inaugurando una nueva ciudad, cuando en realidad el pasado de Cuenca no ha sido malo, pues a pesar de todas las dificultades la ciudad de Cuenca sigue siendo un modelo de gestión en el país”, enfatizó el ex concejal.